La

marchista

Guadalupe González

ya entregó las

pruebas

correspondientes a la

Comisión de Integridad

de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), para demostrar que su

dopaje

por trembolona fue accidental al 

consumir carne

, por lo tanto, se mantiene a la espera de la

resolución final

, pero el tiempo se agota para la

mexicana

ya que en

abril

comenzará el

proceso

 rumbo a los

Juegos Panamericanos

.



El 20 y 21 de

abril

se realizará en Michoacán el Challenge de marcha y la Copa Panamericana, eventos que marcan el inició del camino para los marchistas mexicanos rumbo a la justa continental, y de no estar ahí la medallista olímpica quedará fuera del equipo.


"Lupita esta entrenando al 100 por ciento y si el 20 de abril no tenemos una resolución quedará fuera del proceso para los Panamericanos. Enviaré un documento a la IAAF a principios de febrero para que nos informen cómo va el caso de la atleta", mencionó el presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, Antonio Lozano.


González es la actual campeona del Challenge y de la Copa Panamericana, por lo tanto, también esta en riesgo que pierda esos títulos.

Temas: