Una de las razones por las que escasean los corazones para trasplante es por que éstos solo se pueden obtener de personas con muerte cerebral, condición con la se garantiza que el órgano en cuestión siga vivo, recibiendo sangre y esté listo para transferirse a un humano de inmediato.

Por ello resulta muy importante la labor hecha por los cirujanos de la Universidad de Duke, Estados Unidos, quienes lograron poner en funcionamiento el corazón muerto de un cuerpo que ya no estaba bombeando sangre a dicho órgano.

La técnica consistió en irrigar de inmediato el corazón con sangre, oxígeno y electrolitos.

Con esto se abre una puerta para "revivir" muchos corazones de donantes que no murieron de manera cerebral, sino por otras circunstancias con las que sus cuerpos ya no pudieron enviar sangre al corazón y disminuir así el déficit de donación de estos órganos a nivel mundial.

Aunque no se conoce con precisión cuantas personas requieren un trasplante de corazón en México, la cifra de operaciones de este órgano  es bastante baja puesto que se efectuaron solo 34 el año pasado, de acuerdo con la Facultad de Medicina de la UNAM.

 

Te puede interesar: 

Se va a combatir a los que tienen ‘diablitos’, combate a corrupción es parejo: AMLO

Acabar con la corrupción porque provoca desigualdad social y económica: AMLO

Investigan corrupción en ventas de plantas de hidrógeno de Pemex

 

Temas: