Los Tigres de la UANL golearon 4 a 0 al New York City en el partido de vuelta de octavos de final, para un global de 5 a 0, y avanzar sin complicaciones a semifinales de la Liga de Campeones de Concacaf.

Con pinceladas en las jugadas en sus 4 tantos, los del Tuca Ferreti fueron contundentes en sus llegadas, controlaron el balón y exhibieron buen fútbol ante un rival que intentó con aproximaciones sin mucha idea, con disparos desesperados y las más peligrosas, fueron contenidas por el portero Nahuel Guzmán y su defensa sin mayores complicaciones.

El colombiano Luis Quiñones fue el mejor jugador para los universitarios al encargarse de generar las 3 primeras anotaciones, pues sus desbordes y buenos centros, terminaron con el balón en las redes del rival.


Te sugerimos: Consuma Tigres femenil la venganza y alza un nuevo título


La primera ocurrió al minuto 30 cuando el extremo recibió de pecho el balón por la izquierda, amagó por irse al centro, pero pisó el esférico burlando a un par de jugadores para acomodarse y lanzar un centro al área que el goleador André-Pierre Gignac cabeceó de manera espectacular superando una tímida marca y el lance del arquero local.

El francés festejó su gol colocando la mano en el poste como si recuperara la respiración, tal como hiciera su compatriota, el artillero Thierry Henry, ahora técnico del Montreal Impact, cuando vistió la camiseta del Red Bull de la MLS, rival de la misma ciudad neoyorquina.

En la segunda mitad, al 49, Quiñones volvió a crearse el espacio por izquierda y por velocidad superó la marca, se metió al área para ceder el balón a Leo Fernández, quién sin marca y casi frente al portero de los Citizens, mostró sus recursos y jaló el balón de taquito.


Te sugerimos: Carlos Salcedo viola medidas sanitarias y se va de viaje a Cancún


Los de San Nicolás mantenían el control del balón, tocando por toda la cancha, y las intervenciones de los zagueros Carlos Salcedo y Hugo Ayala, apaciguaron todos los intentos de llegada de los neoyorquinos.

Fue al 64 cuando Rafael Carioca culminó con un cabezazo que se fue al marcador otro gran desborde de Luis Quiñones, quién tuvo suerte en la recepción de un pase y se revolvió entre 3 defensivos para ceder el centro con todas las facilidades a su compañero.

Con el partido bajo su dominio, con gran participación del portero universitario Nahuel Guzmán que salvó las 2 más peligrosas del NYC, una al 65 que desvió a tiro de esquina tras un disparo de fuera del área y otra al 82, cuando por su colocación atajó con el cuerpo un remate de cabeza cerca de la línea.


Te sugerimos: Secuestran a hermana de Enner Valencia, jugador de Tigres


Y ya con todo a su favor, Gignac que se movió con sacrificio por toda la cancha, ganando balones aéreos y cediendo buenos pases, falló al intentar definir de lujo tocando por encima ante la salida del portero debutante Luis Barraza, pero que salvó sin contratiempos.

El último gol cayó unos minutos después en los botines de Javier Aquino, al 85, cuando recibió un pase de Gignac por el costado izquierdo para filtrarse al área, acomodarse ante 2 defensas y definir con un disparo raso y colocado a la base del poste.


Te sugerimos: Mikel Arriola primero buscó la CDMX con el PRI y ahora dirigirá la Liga MX


Para este duelo de vuelta tuvieron que pasar más de 9 meses para celebrarse debido a la pandemia, y se jugó en el Explora Stadium, de Orlando, Florida, donde los Tigres jugaron de local administrativamente.

En esta misma cancha de un complejo deportivo, los dirigentes de la Concacaf crearon una "burbuja" para recibir a los 8 equipos que disputan el título.

Los Tigres de la UANL se enfrentarán el sábado contra el Olimpia de Honduras, equipo que a pesar de caer 1 a 0 ante el Montreal Impact, igualaron a 2 en el global y pasaron por los goles de visitante.