Asia y África fueron testigos esta madrugada,  del fenómeno astronómico denominado círculo de fuego, el eclipse solar que ocurre sólo una o dos veces al año.

El espectáculo solar ocurrió pocas horas después del solsticio de verano, cuando atravesó la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y el norte de Etiopía.


Te sugerimos: Concentración de CO2 en la atmósfera alcanza niveles históricos


Más tarde avanzó hacia Asia y terminó en el océano Pacífico, en el sur de la isla de Guam, a la 09:32 de la mañana, tiempo local.

El astro se ocultó detrás la Luna en alineación de la Tierra, movimiento de los cuerpos celestes que permite observar solamente un anillo del sol, conocido como círculo de fuego.


Te sugerimos: Luna de Fresa: así será el espectacular eclipse del 5 de junio


Aunque el clima impidió una total apreciación de este anillo solar, se percibió como un eclipse parcial en varias regiones.

A esto se aunó el confinamiento de las personas por el Covid-19, las cuales no pudieron reunirse para disfrutar del eclipse, sin embargo, varios observadores compartieron las imágenes.

Este fenómeno es tan excepcional, que sólo 2% de la superficie de la Tierra ve la fase total del eclipse. 

 

ARM


Temas: