Si tenemos que hablar de algún juego que haya hecho historia en los últimos veinte años, el Football Manager se lleva la palma, puesto que sus bajas exigencias a nivel de memoria RAM y vídeos lo han hecho uno de los productos más asequibles por todos los gamer del mundo.

La nueva edición, que acaba de salir al mercado, es la enésima demostración de que la gente quiere poder acceder al mando total de un plantel y poder tener relaciones con el equipo y la plantilla, con el presidente, poder buscar jugadores y hasta establecer relaciones con la prensa. En el juego que acaba de salir del horno, la principal virtud que se requiere al que quiere ganar es sin duda la paciencia, ya que hay que fijarse bien en una serie de aspectos a tomar en cuenta, empezando por los entrenamientos y hasta en la relación dialéctica con los jugadores. 

La base de datos de la que se puede disponer es infinita y refleja exactamente la oferta futbolística mundial. Se trata, de hecho, de una base de datos de la que muchos directores deportivos han tirado para encontrar los mejores jugadores jóvenes a disposición.

En los viejos tiempos, por ejemplo, un crack como Alexandre Pato, que sería fichado por el AC Milan en enero de 2008, ya se podía captar en los radares de este juego cuando apenas tenía 16 años. Muchos más son los ejemplos de cracks con futuro que han sido de alguna manera descubiertos por un juego que ya es mítico y sigue sumando acólitos de año en año. Las maneras para poder encontrar a los mejores jóvenes en el mercado son distintas, y dependen también de los filtros que cada usuario decide utilizar.

Sports Bwin, por ejemplo, ha elaborado una infografía dedicada a Football Manager 2021 donde se pueden ver una serie de maniobras de las que echar mano para poder conseguir los jugadores con más proyección. Hay que tomar en cuenta, sin embargo, que los mejores jugadores son también los más caros, lo que supondría un gasto importante, algo que pasaría, por ejemplo, fichando a cracks ya con un currículum importante como Matthijs De Ligt, Jadon Sancho o Erling Haaland. 

En este sentido, entonces, Football Manager destaca por su increíble realidad y por ser el único título de mánager de fútbol de su tipo de altísima calidad y proponiendo una visión del fútbol totalmente cercana a la que se vive en los clubes profesionales. Se trata, además, de un producto que sus desarrolladores siguen perfeccionando cada vez más, para que cada edición tenga algún aliciente de más.

De hecho, ser el entrenador del equipo del que siempre fuimos hincha no es suficiente si somos jugadores ambiciosos y queremos apuntar a lo más alto. Pero el impresionante realismo de este juego, que mejora con el tiempo como el buen vino, sigue marcando la larga senda del éxito, puesto que experimenta un crecimiento constante a lo largo de los años, realizando cambios y mejoras donde sea necesario.

 

Temas: