La Selección Mexicana de Futbol recibió un castigo por parte de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), por el grito homofóbico de la afición durante los partidos del torneo clasificatorio de la Concacaf, a los Juegos Olímpicos.

Aunque con anterioridad se había advertido a nuestro país de la sanción por esta manifestación en las tribunas, en los encuentros contra los seleccionados de República Dominicana y Estados Unidos, el famoso grito se escuchó de nuevo.


Te sugerimos: Suman 52 casos de Covid-19 en Copa América, reporta gobierno de Brasil


Dicho castigo lo confirmó Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), la cual consiste en dos partidos oficiales como local a puerta cerrada. Además de una sanción económica equivalente a 60 mil francos suizos (un millón 343 mil pesos mexicanos).

Por ello, el dirigente deportivo exhortó a los aficionados a no repetir dicha conductas calificadas de homofóbicas dentro del estadio, a fin de no perjudicar a millones de mexicanos que quieren apoyar al tricolor.


Te sugerimos: Checo Pérez gana el Gran Premio de Azerbaiyán y se coloca como el 3er mejor piloto de la Fórmula 1


"Paremos ya por favor el grito que, además de ser discriminatorio, lejos de identificarnos como la gran afición que somos, nos está alejando de nuestra Selección", dijo.

Mundial en riesgo

De Luisa advirtió también que si los aficionados locales continúan con el grito homofóbico en los estadios, el Mundial de 2026 peligra para México.

"Existe un riesgo (de perder la sede) para el Mundial de 2026 si esto no termina ya. ¿Cómo es posible que queramos ser sede de un Mundial si vamos a tener estadios vacíos? Esto se debe terminar en este momento", explicó en rueda de prensa.

ARM

Temas: