El

presidente

de Monarcas,

Álvaro Dávila

, dio a conocer que en el recién periodo terminado de fichajes hubo

gestiones

avanzadas para contratar un

centrodelantero

que juega en Paraguay y un

defensa central

que venía del

futbol europeo

, pero en ese momento se dio el caso de la falta de

gasolina

en la ciudad, el bloqueo a las vías del ferrocarril y la

inseguridad

.


"Más de la mitad de nuestros jugadores han recibido llamadas de extorsión y acciones de otras circunstancias, y eso se sabe y eso pone trabas a nuestra plaza. Es algo a lo que también nos enfrentamos", declaró Dávila en conferencia de prensa.


Dávila explicó que la operación del equipo, en el sentido figurado, es de unos 500 pesos, los cuales con derechos de televisión, patrocinios, taquilla y otros, apenas cubre los 300, tal vez 320 pesos, por lo que "si no vendemos jugadores no tendríamos fuerzas básicas, el centro de formación, una casa club ni una instalación adecuada".



Dijo que por eso se vendieron jugadores previos al actual torneo. "No se vendieron por gusto, sino por necesidad, y esperemos que la afición entienda. Estamos invirtiendo en un complejo importante en la formación de futbolistas".



Por otra parte, el directivo argumentó que para que un conjunto sea regularmente competitivo, entre el límite de calificar o no calificar a la liguilla, se necesita "una cantidad muy importante de dinero" que

Morelia

no llega a completar, por falta de más patrocinadores, y solo lo hace el club a través de la venta de futbolistas.



 

Temas: