La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de una nueva pastilla contra el Covid-19, ahora de la farmacéutica estadounidense Merck, que opera en el resto del mundo como MSD.

No obstante, esta píldora sólo debe administrarse a los adultos con mayor riesgo de ser hospitalizados o de morir, y que experimenten síntomas leves o moderados.

Asimismo, el medicamento se podrá administrar solo a quienes no puedan acceder a otros tratamientos autorizados por las autoridades estadounidenses o que clínicamente se considere que es mejor que tomen el tratamiento de MSD.

Fue ayer cuando también la FDA aprobó el uso de emergencia de la pastilla de Pfizer, la cual tiene una efectividad de 89%.

Las dos pastillas tienen varias diferencias. Por ejemplo, la de Pfizer podrá administrarse a niños mayores de 12 años, pero la de MSD no está recomendada para pacientes menores de 18 años porque puede afectar el crecimiento óseo y cartilaginoso, detalló la FDA en su comunicado.

Asimismo, la pastilla de MSD reduce el riesgo de muerte y hospitalización en 30 %, un porcentaje menor al anunciado inicialmente; mientras que el fármaco de Pfizer tiene una efectividad del 89%.


Temas: