La idea de celebrar el Día Internacional del Hombre, tuvo el profesor Thomas Oaster, de la Universidad de Misouri-Kansas, en el año 1992, pero no fue hasta 1999 que se popularizó a nivel mundial. Tiene el objetivo de destacar los roles positivos que tienen los hombres en la sociedad.

Ingeborg Breines, directora del Programa Mujeres y Cultura de Paz de la Unesco, apoyó la iniciativa y otros organismos dependientes de la ONU como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lo observan y organizan actividades en torno a él.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que es una buena idea incluir el tema de la equidad y la salud masculina en la agenda internacional.

imagen-cuerpo

Este festejo finalmente se consolidó en el 2009, cuando Teelucksingh junto al Comité de Coordinación del Día Internacional del Hombre estableció los pilares básicos de este día, para que quien lo celebra, tenga claros los puntos más importantes, que son los siguientes:

1. Promover modelos masculinos más normalizados y positivos.

2. Celebrar las contribuciones que los hombres han hecho a la sociedad.

3. Hacer hincapié en la salud física y mental de los hombres.

4. Poner de relieve la discriminación contra los hombres

4. Mejorar las relaciones de género y también promover la igualdad de género.

5. Crear un mundo más seguro, donde los hombres puedan alcanzar su potencial pleno.

Muchas campañas a nivel mundial escogen este día para reflexionar en cuanto a que las masculinidades no sean machistas, patriarcales, ni violentas.

Igualmente se tocan temas como el cáncer de próstata, el cáncer testicular y la depresión masculina. Ésta campaña dura todo noviembre y se conoce como "Movember". El objetivo es incentivar el apoyo y recaudar fondos para preservar la salud masculina.

Temas: