La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desmintió que el burro esté en peligro de extinción, a pesar de las alertas sobre la desaparición de esta especie.

De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el número de estos mamíferos disminuyó 61.9% en 1994, al pasar de un millón 527 ejemplares en México, a sólo 581 mil en 2010.


Te sugerimos: Semar y Semarnat regularán pesca para proteger vaquita marina


Otra publicación del portal Investigación y Desarrollo detalla esas mismas cifras, pero con fecha de 1991 a la actualidad.

Entre las causas que mencionan, está la modernización de las labores agrícolas, la sobre explotación y el desinterés por su conservación.

Sin embargo, el especialista de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, Mariano Hernández Gil, explicó que el decremento se debe a que los censos para medir la población de estos cuadrúpedos domésticos, se hace en unidades de trabajo urbanas, pero en las zonas serranas y rurales, su uso es más extendido. 


Te sugerimos: Tragedia ambiental: aparecen muertos 150 lobos marinos en playas de BCS


Detalló que los burros en el país “están lejos de desaparecer”, aunque debido a la urbanización de las ciudades, se ha prescindido de su uso, sin embargo, en otras zonas, aún contribuyen a la seguridad alimentaria y el desarrollo sustentable.

En China existe un mercado de piel de los équidos, con la cual elaboran una especie de pegamento conocido como 'eijao', lo que puede contribuir a una disminución de su población, comentó el médico veterinario.

La máxima casa de estudios del país inició hace 35 años un programa de bienestar y conservación de esta especie,  Donkey Sanctuary UNAM, y está a cargo de la Facultad de Medicina Veterinaria.

Implementado en 13 entidades de la República, concentran 75% de los asnos en Veracruz, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Querétaro, San Luis Potosí, entre otros.

 

ARM

Temas: