Empresas y exportadores de todo el mundo apuestan por sistemas de comercialización más equilibrados, que permitan un crecimiento sustancial, pero también más amigable y responsable con el medio ambiente.

En este sentido, la economía circular figura como una alternativa a la economía lineal, y en el caso de las exportaciones, que contemplan diversas etapas y procesos, la madera procedente de bosques sustentables destaca como elemento ideal para reducir la tala de árboles y fomentar la reutilización.

Investigadores, académicos e instituciones como la Universidad de Wisconsin-Madison, la Academia Nacional de Ciencias y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, coinciden en que utilizar productos de madera podría contribuir a la reducción y almacenamiento de gases contaminantes.

De esta forma, la madera procedente de bosques renovables, es un elemento natural, fácil de producir y con una gran longevidad, que no ofrecen productos contaminantes como lo es el plástico, por ello representa un material ideal en el ciclo virtuoso que propone la economía circular. 


Te sugerimos: ¿Qué hacer ante un ataque de pitbull? y poder salvar a alguien


La madera sólo necesita luz solar y lluvia para crecer, y su producción requiere significativamente menos energía que cualquier otro material de construcción convencional.

Por ejemplo, producir acero requiere muchas más veces la energía necesaria que producir madera, es decir, una fábrica de producción de acero puede emitir hasta 140 kilogramos de dióxido de carbono por metro cúbico producido.

Así, la madera ofrece alternativas que incluyen una reducción de energía considerable, incluso los productos derivados de la industria maderera, pueden generar nuevos tipos de plásticos que posteriormente puedan reciclarse o reutilizarse hasta su desintegración total.

Una de las alternativas que potencia el uso de madera procedente de bosques sustentables, es la renta de pallets o embalajes certificados en procesos de exportación.

El grupo especializado Intertek-RDC Environment, con sede en Bruselas, ha realizado diversos estudios sobre el ciclo de vida de tarimas y pallets, y concluyó que el uso de la madera procedente de bosques sustentables, tiene un impacto para el medio ambiente considerablemente menor a otros métodos como plásticos o materiales desechables.

Asimismo, estudios recientes señalan que en 2019, el uso de los pallets reutilizables representó un ahorro de 1.3 millones de toneladas de residuos contaminantes a nivel global.

Algunas empresas ofrecen la renta de este tipo de embalajes elaborados con madera de bosques sustentables, además convierten en biomasa los desperdicios en el proceso de producción; al reutilizar y reciclar la mayor parte de las tarimas que rentan, crean un círculo virtuoso y responsable con el cuidado planetario.

Temas: