El día de ayer ocurrió el apagón en redes sociales más largo del que se tenga registro, pues durante más de 6 horas no hubo servicio de WhatsApp, Facebook e Instagram.

No cabe duda que las redes sociales se han convertido en la forma más rápida para comunicarnos e incluso para enterarnos de lo que pasa en el mundo. Basta un mensaje por WhatsApp para hacerle saber a alguien que estamos bien, usamos Facebook para contactar personas que hace mucho no vemos, ver memes o leer las noticias.

En Instagram compartimos fotos o videos sobre lo que nos gusta, Twitter lo utilizamos para enterarnos de los temas tendencia y la más actual, y TikTok, que comenzó siendo una red donde se subían videos de retos, se ha convertido también en un medio de información diario gracias a su contenido variado.

Pero, quizá seas muy joven para saberlo, pero antes del boom digital, las personas nos comunicábamos de una manera muy diferente ¿Cómo le hacíamos incluso los celulares existieran? Estas son algunas maneras.

-Llamadas telefónicas-

imagen-cuerpo

¡Sí! Antes para poder comunicarnos con alguien, realizábamos llamadas telefónicas a su casa o su trabajo, si el teléfono era inalámbrico podías caminar y moverte con libertad, pero si era de cable, debías permanecer en el mismo sitio hasta terminar la llamada.

Inicialmente, lo común era que hubiera sólo un teléfono o si había dos, era la misma línea, así que era todo un pleito cuando más de un miembro de la familia lo necesitaba.

La otra desventaja era que, si el teléfono estaba en la sala, todos escuchaban tu conversación.

-Beeper o localizador-

imagen-cuerpo

El Beeper recibía mensajes cortos. Incluía una pequeña pantalla donde se podía visualizar el mensaje y era un aparato que permitió que una persona pudiera recibir un mensaje en cualquier lugar.

Solo se tenía que realizar una llamada al proveedor del servicio, te solicitaban el número del beeper que deseabas contactar y le dictabas el mensaje. Fue muy popular en la década de los 90.

Lo malo era que el receptor no podía contestar el mensaje y los operadores se enteraban de todos tus mensajes.

-Primeros celulares-

imagen-cuerpo

El primer teléfono celular de mano fue presentado por Motorola en 1973, aunque el primer teléfono móvil disponible comercialmente en los años 80.

Estos además de poseer un gran tamaño, pesaban mucho y solo incluían la opción de realizar llamadas. El primer celular que salió al mercado fue el Motorola DynaTAC 800X, pesaba 800 gramos.

Con el paso del tiempo los aparatos se fueron haciendo más ligeros y compactos, pero seguían sirviendo sólo para hacer llamadas o mandar mensajes de texto.

Fue hasta los años 2000 que Blackberry incorporó la mensajería instantánea, sólo que únicamente era entre sus aparatos, pero se dice que fue el precursor de WhatsApp.

-MSN -

imagen-cuerpo

Aunque este servicio de mensajería ya puede ser considerado como una red social, mucho antes de la existencia de Facebook, WhatsApp e Instagram surgió en el año 1999 el MSN o Messenger y revolucionó la manera de comunicarse entre las personas.

Permitía crear una lista de contactos para poder abrir ventanas de chat y conversar con cada uno de ellos, incluso podías conversar con personas de otras partes del mundo, mediante salas públicas.

La desventaja era que para utilizarlo tenía que estar en una computadora conectada a internet y, en esa época, para conectarte a internet ocupabas la línea telefónica, por lo que en más de una ocasión era un pleito familiar.

Asimismo, debía ponerte de acuerdo con las personas que ibas a platicar para estar conectados al mismo tiempo.

-Enviar cartas por correo-

imagen-cuerpo

Si viajábamos más en el tiempo, para poder contactar a una persona que se encontraba lejos se le enviaba una carta por correo postal, pero no era tan rápido como enviar un correo electrónico, éstas tardaban incluso semanas en llegar y si no tenías su dirección o se mudaban, era un problema.

-Enviar telegramas-

imagen-cuerpo

Otro medio antiguo era el envío de telegramas. Para hacer esto, debías ir a la oficina y dictar tu mensaje, éstos llegaban al destinatario en un sobre cerrado.

Para ello tenías que aprender a sintetizar, ya que el cobro era por palabra, de ahí la frase de: parece telegrama, pues eran oraciones no bien estructuradas para economizar.

Temas: