En una final cardíaca, el equipo Tigres femenil alcanzó la gloria y se coronaron campeonas del Guardianes 2020 tras vencer en una serie de penales 3 a 2 a las Rayadas.

Con este título, las universitarias lograron su tercer trofeo, el primero que levantan en la cancha del Estadio Universitario, en San Nicolás de los Garza.

Cuando parecía que las universitarias sólo esperaban el silbatazo final al mantener el empate a cero en el duelo de vuelta,  y así llevarse el título por el gol en el de ida, la emoción se presentó al final.

Las Rayadas vinieron de atrás y cuando agonizaba el partido, en los últimos segundos adicionales a los 3 minutos que añadió la árbitra Katia Itzel García, vino su último intento desesperado. 

Las visitantes salieron desde su cancha en un contragolpe, sortearon la zaga felina mal parada, avanzaron por izquierda aprovechando el hueco y después de un centro al área que no pudieron conectar, en una serie de rebotes defensivos, Annia Mejía sólo empujó el balón al fondo de las redes, cruzando la estirada de Ofelia Solís.

Las de El Barrial gritaron la anotación y la vieron como la apoteosis a sus esfuerzos, que sin peligro, habían sido controlados por las locales.

Pero era el gol del empate que llevaba directo a los penales, a tener una posibilidad de robarles la gloria a las de Tigres y concretar su bicampeonato ante su odiado rival.

Los disparos desde los 11 pasos comenzaron con la frialdad de la delantera Rayada, Desiree Monsiváis, que se tomó todo el tiempo para pensar a dónde iba a colocar su lanzamiento y hasta se dió tiempo de limpiar el escudo de su jersey ante los gritos de la guardameta, Ofelia Solís, por intentar desconcertarla. 

Desiree rompió la portería por el centro para la ventaja inicial de las Rayadas; Katty Martínez, la goleadora del torneo para las felinas, hizo lo propio al mandar su disparo arriba y a la derecha ante el esfuerzo de Alejandría Godínez.

Aunque en contraparte, las villanas del encuentro fueron la californiana Cristina Burkenroad, quién voló su disparo en el segundo turno y Valeria Valdez, quién cruzó demasiado por el costado izquierdo en el cuarto lanzamiento de las Rayadas.

La centrocampistas del cuadro de la UANL, Liliana Mercado y Nancy Antonio, marcaron sus disparos y solo falló defensa, Cristina Ferral.

La heroína del encuentro fue la portera de las universitarias, Ofelia Solís, quien atajó el quinto lanzamiento de Yamilé Franco y que podría haber significado mantener la esperanza para empatar los tantos y seguir en la serie. 

El cuadro de Tigres femenil sumó su tercer título, el tercero sobre Rayadas, y se quitaron la malaria de haber perdido la final contra el América en penales en el Apertura 2018 en su propia cancha.

Información de Daniel Pérez

Temas: