Verónica Chavarría  


Los dulces y frituras son algunos de los "alimentos" favoritos de los niños, sin embargo hay algunos que son más nocivos para la salud de los menores por sus ingredientes, señala el Poder del Consumidor en las "radiografías" que realizó en los siguientes productos.

Te sugerimos: 

¿Danonino nocivo para niños sí o no? Profeco y Poder del Consumidor ‘pelean’ al respecto

Lechita de vainilla Santa Clara, ‘bomba’ que altera conducta de los niños: El Poder del Consumidor

Churrumais con limoncito de Sabritas pueden causar cáncer


¡Tan deliciosos pero peligros! Este producto contiene 16 ingredientes, entre los que se encuentra TBHQ y los colorantes caramelo clase III y clase IV, considerados cancerígenos. 

Además su consumo habitual puede provocar presión alta, fallas renales, aterosclerosis, hipertensión, obesidad y enfermedades cardiovasculares, mutación celular, citotoxicidad, cáncer de pulmón e impactos negativos en la visión, como el desarrollo de ceguera, entre otros efectos.

Es un producto con altos niveles de calorías, sodio y grasa saturada, señala el Poder del Consumidor en la radiografía hecha a los Churrumais. 



Te interesa:

15 alimentos que creías saludables, pero NO lo son

Panditas de Ricolino son ‘RADIACTIVOS’; estudio revela cómo afecta a los niños

Pelón Pelo Rico y su colorante cancerígeno


El Pelón Pelo Rico contiene Caramelo IV (Caramelo de sulfito de amónico), un colorante considerado cancerígeno, señala la Radiografía del Poder del Consumidor.

A diferencia de otros dulces, se recomienda que este producto no sea consumido ni si quiera en un nivel menor por ser cancerígeno, además porque su contenido de azúcar y calorías es muy elevado.

También hay que indicar que su consumo tiene efectos secundarios, como dolor de cabeza, náuseas, malestar estomacal o visión borrosa. 

Su consumo frecuente contribuye a desarrollar síndrome metabólico que incluye obesidad, aumento en los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos sanguíneos, así como el desarrollo de hipertensión arterial y/o diabetes, estos siendo factores importantes que impactan en la salud cardiovascular.


Gansito Marinela


Este es el tipo de producto que se le ha denominado ultraprocesado, por lo que tiene un nivel alto en azúcar, grasa, sal, de bajo o nulo valor nutricional.

Si alguien que consume diario o frecuentemente este tipo de producto tiene mucho mayor riesgo de padecer obesidad, síndrome metabólico y diabetes, por lo que el Poder del Consumidor no recomienda que sea consumido por niños.

Incluso para los adultos es dañino y hay que evitar en la mayor medida posible su consumo.


Kit Kat de Nestlé causa cardiopatía coronaria


Esta oblea cubierta de chocolate con leche contiene grasas trans, las cuales son asociadas a padecer cardiopatía coronaria y a morir por esta causa.

Las grasas trans son tan peligrosas que la Organización Mundial de la Salud pidió en 2019, a todos los gobiernos del mundo, eliminarlas para el 2023 de los productos industrializados.

Contiene más de 14 ingredientes los cuales hacen a Kit Kat un producto con exceso de azúcares, grasas saturadas y calorías. 

Su consumo impacta negativamente a la salud, provocando una ganancia de peso y predisponiendo a las personas que la consumen de manera cotidiana al desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión y complicaciones cardiacas en edades tempranas.

El Poder del Consumidor declaró a este producto como no recomendado para consumo cotidiano.


Huevo Kínder Sorpresa y sus alteraciones en el colesterol de niños


¡La mitad del producto es azúcar! Cubre el 83% del consumo recomendado de grasas saturadas al día y contiene 18 ingredientes, la mayoría son emulsionantes, conservadores y saborizantes.

El alto consumo de azúcar de manera habitual induce a una ganancia de peso corporal, predisponiendo a los niños al desarrollo de enfermedades crónico degenerativas, como diabetes, hipertensión, síndrome metabólico y complicaciones cardíacas a más temprana edad.

El Poder del Consumidor considera a el Huevito Kínder Sorpresa como un producto no recomendable para su consumo habitual, debido a su alto aporte de azúcares añadidos, calorías y grasas saturadas.



 

Temas: