Es un hecho, se ha cancelado la transmisión de Dragon Ball por presuntamente difundir contenido sexista. Pero tranquilos ‘fanseses’, esta no es una decisión mundial o que se haya instruido en México.

La controvertida suspensión del ánime sólo deberá acatarla Radiotelevisión Valenciana, ente público de Valencia, España, en donde entró en vigor una nueva legislación de género que aplicará grandes multas a quienes no respeten la ley.


Te sugerimos: Pepe Le Pew y Speedy González promueven violación sexual y racismo, advierte columnista


Esta noticia ha tomado por sorpresa a los seguidores de la serie creada por Akira Toriyama, pues el programa dejó de existir en la parrilla de À Punt (algo así como el Canal 5 u Once Niños), y al parecer no regresará por mucho tiempo.

También Alfred Costa, director general de la Radiotelevisión Valenciana, confirmó la noticia al referir que "la legislación de género, los códigos de valor y los códigos infantiles, además del precio" hacen difícil volver a programar la serie que narra las aventuras de Gokú y Los Guerreros Z.


Te sugerimos: Senado propondrá sanciones a medios de comunicación sexistas


Y es que, consideró, es preferible destinar el dinero que pudieran pagar por multas a empresas valencianas que generan trabajo.

Tras confirmarse la noticia, de inmediato surgió la polémica entre internautas, pues uno que otro sostuvo que la caricatura “muestra, en resumen, a unas mujeres débiles, lloronas, enamoradizas, a las que les encanta ir de compras, que se dedican a cocinar y darles hijos a estos fuertes guerreros."


Te sugerimos: Ahora temen por la vida de Jonny Bravo luego de que sacrificaran a Pepe Le Pew


Sin embargo, los verdaderos fans de la serie salieron a destacar que el papel de la mujeres es ser guerreras y ponerse al tú por tú con los personajes varones.

En este mismo tenor, se ha coincidido en que la figura más empoderada en toda la saga es Bulma, pieza clave en todas las tramas, súper inteligente, mantiene a Vegeta y solventa prácticamente todos los problemas económicos de los personajes.

Temas: