La franquicia de comida rápida Burger King modificó la dieta de algunas de sus vacas para que emitan menos gases, en un intento de reducir el impacto en el cambio climático.

Burger King, con la colaboración de científicos de la Universidad Autónoma del Estado de México y de la Universidad de California en Davis, ensayó y desarrolló su fórmula de agregar 100 gramos de la  la hierba Cymbopgon conocida por su olor a limón y originaria de algunas regiones de México, a la dieta diaria de sus vacas.

Las pruebas preliminares indican que las hojas de la hierba limón ayudan a las vacas a liberar menos metano al digerir su alimento.


Te sugerimos: ¡FALSO! Escuelas no decidirán cuando regresar a clases: SEP


El metano es un subproducto de la digestión vacuna y sus emisiones representan un obstáculo en las relaciones públicas de las grandes cadenas de hamburguesas por su impacto en el medio ambiente.

Las emisiones de gas invernadero del sector agrícola constituyeron el 9.9% de las emisiones totales de Estados Unidos en 2018, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental (EPA)

De ese total, las emisiones de metano del ganado constituyeron más de la cuarta parte.

A través de una campaña de publicidad en redes sociales, Burger King anunció esta medida para tomar responsabilidad en este problema mundial.


Temas: