Tigres no pudo vencer al Bayern Múnich en la final del Mundial de Clubes de la FIFA, al perder por la mínima diferencia de 1 a 0 y así quedar como subcampeón del torneo futbolístico.

En un partido cerrado, el equipo alemán se coronó como campeón de este certamen celebrado en Qatar, con un sorpresivo y solitario gol de Benjamin Pavard al minuto 59.

El encuentro se disputó en el Education City Stadium, donde los dirigidos por el director técnico Hansi Flick lograron el llamado 'Sextete', igualando al Barcelona, al ganar la Bundesliga, Copa Alemana, Champions League y las respectivas Supercopas y este nuevo trofeo al hilo.

Así, el Bayern acumula ya dos copas del Mundial de Clubes, la anterior la ganó en 2013, cuando se impuso al Raja Casablanca marroquí.

ARM

Temas: