Barcelona

y

Real Madrid

empataron por la

mínima

en la

semifinal

de ida de la

Copa del Rey

. A ninguna escuadra le alcanzó para llevarse una ventaja del

Camp Nou

y ahora todo se definirá en la vuelta.



El cuadro blanco impuso condiciones en el primer tiempo de la mano de un Karim Benzema pletórico y un Vinícius Júnior atrevido, pero impreciso en el último toque. Sin embargo, eso no fue suficiente para dar un golpe de autoridad de visita.



Los 'Merengues’ aprovecharon cada pérdida de balón del rival para contragolpear. Lo cual desde el minuto 5, les dió frutos. Una combinación de banda a banda entre Vinícius y Benzema, terminó con una asistencia del francés a Lucas Vázquez, quien se adelantó a su marca y a un toque, puso el primer tanto.



Conforme las imprecisiones del

Real Madrid

se fueron incrementando, los azulgranas comenzaron a tener mayor claridad del juego. Aun así se fueron con la desventaja al descaso.



Para la segunda parte, los 'Culés' recompusieron su primera mitad desastrosa y lograron empatar vía el incisivo Malcom. El brasileño fue premiado por su desgaste y atrevimiento, al minuto 57 le cayó un rebote del disparo estrellado en el poste de Luis Suárez. Con una meta llena de defensores, Malcom colocó su disparo lo mas pegado al travesaño para emparejar el marcador.



Con el partido empatado, el estratega blaugrana, Ernesto Valverde, decidió darle minutos a Lionel Messi. El astro argentino ingresó al minuto 67 y con su simple presencia, agravó los malestares de merengues. En cuanto Messi entró a la cancha, el cuadro visitante reculó varios metros hacia atrás. Sin embargo, el

Barcelona

también se quedó corto y se tuvo que ir conformar con el

empate

.



Ahora todo se definirá en la vuelta, la cual se jugará el 27 de febrero en el Santiago Bernabéu.

Temas: