A pesar de todas la trabas, el

Atlético de Madrid

se impuso por 2 por 0 a la

Juventus

. Ni el VAR ni

Cristiano Ronaldo

evitaron que los Colchoneros sacaran

ventaja

en la ida de los

octavos de final

de la

Champions League

.



Cuando parecía que una decisión arbitral, la cual determinó anularle un gol a Alvaro Morata, mataría las ilusiones rojiblancas, aparecieron sus centrales uruguayos en el Wanda Metropolitano para rescatar el partido. Primero pegó Diego Godin y enseguida, liquidó José María Giménez.



El primer tiempo dejó una batalla de ajedrez, en la cual cada escuadra analizaba con calma cada movimiento. Y hasta el segundo tiempo se animó el Atlético de Madrid.



Los Colchoneros fueron a buscar la victoria que parecía esconderse. Primero el travesaño le negó la gloria a Antoine Griezmann y después la aparición del VAR puso suspenso al anular el tanto de Morata.



Los locales no redujeron los esfuerzos y insistieron por medio de la pelota parada. Giménez adelantó a los rojiblancos al 78 y al 83, Godin por la misma vía sepultó a la 'Vecchia Signora' y una actuación intrascendente de Cristiano Ronaldo.



Ahora la

Juventus

intentará la hazaña de remontarle al Atlético de Madrid el 12 de marzo.

Temas: