Nueve de cada diez enfermos de cáncer tendrán un buen pronóstico si su tumor se detecta en etapas iniciales, por lo que investigadores trabajan en una nueva prueba que permita su detección incluso años antes de aparecer.

Se trata de una análisis de sangre que detecta cinco tipos de cáncer hasta cuatro años antes de que se realice el diagnóstico con una efectividad de hasta 90 por ciento.

El trabajo, publicado en Nature Communications, es realizado por un equipo de investigadores chinos y estadounidenses, y es aún una prueba preliminar, pero prometedora.

Los tipos de cáncer que podrían detectarse son de esófago, estómago, pulmón, hígado y colon.

La técnica se centra en la epigenética, un ámbito de la biología molecular que estudia cambios químicos que están sobre el ADN y que modifican la función de los genes; explica cómo las cosas a las que estamos expuestos en nuestro día a día pueden afectar al funcionamiento de nuestro genoma, teóricamente inmutable.

Los investigadores recogieron plasma de más de 100 mil voluntarios entre 2007 y 2014 en la ciudad china Taizhou y se les dio seguimiento.


Te sugerimos: Vacuna contra Covid llega en diciembre; héroes y abuelitos los primeros



Entre todos ellos, los investigadores se han centrado en el plasma de 605 personas, de las cuales  191 desarrollaron cáncer cuatro años después de la primera extracción de sangre.

Esta gran biblioteca de plasma les ha permitido comparar la fiabilidad de un test que analiza la metilación, un tipo de cambio epigenético en el ADN de células tumorales que circula por el torrente sanguíneo y que puede delatar la presencia de cáncer en fases iniciales.

Los científicos han hecho un análisis muy detallado hasta aglutinar casi 500 tipos diferentes de metilación que componen un retrato robot del cáncer casi imposible de confundir con el de una célula sana, de forma que evita al máximo los falsos positivos.

El nuevo método de diagnóstico, conocido como Panseer, fue capaz de detectar signos de cáncer en el plasma de los pacientes que teóricamente estaban sanos, pero que fueron diagnosticados con tumores cuatro años después, con una fiabilidad en torno al 90 por ciento.


Te sugerimos: Comprueban vida humana desde hace más de 30 mil años en México


Los científicos se han centrado en cinco tipos de tumor: esófago, estómago, pulmón, hígado y colon.

Estos cinco tipos de tumores suponen más de dos millones de muertes anuales sólo en China y Estados Unidos, resaltan los autores, “y la detección temprana podría reducir enormemente esas defunciones”, añaden.

Los métodos de diagnóstico temprano también podrían ahorrar decenas de miles de millones de euros en tratamientos a los sistemas sanitarios, comentan los investigadores.

Kun Zhang, bioingeniero de la Universidad de California en San Diego y coautor del estudio, explica que los primeros tests para un tipo de tumor podrían estar desarrollados en unos tres años, mientras los que pueden detectar tipos múltiples podrían tardar unos dos años más.

Antes habrá que realizar ensayos clínicos con pacientes para demostrar su efectividad. Zhang, al igual que muchos de los otros firmantes del estudio, está vinculado a la empresa biotecnológica estadounidense Singlera Genomics, que se encargará del desarrollo de estos análisis.

Temas: