José Carlos Guerrero Ascencio, director ejecutivo de Urgencias y Atención Prehospitalaria de la Secretaría de Salud CDMX, ha negado el permiso a servidores del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) con alguna enfermedad crónica para resguardarse en casa ante el riesgo de Covid-19 porque "lo que realmente quieren es no trabajar",

"No quieren trabajar, exactamente. Pero está bien, yo le pediría que toda esa gente que dice que las cosas están mal lo sustenten con cosas científicas", dijo en entrevista con El Big Data.

El Big Data dio a conocer este martes tres casos de empleados del CRUM a quienes, demostrando que tienen enfermedades crónicas que los hacen vulnerables a Covid-19, se les negó el permiso para ausentarse al trabajo.

Esto pese a que el Gobierno de la Ciudad de México emitió el pasado 19 de marzo un acuerdo en el que por razones de salud pública instruía a los servidores públicos a no asistir a sus centros de trabajo en el caso de formaran parte delos denominados grupos vulnerables.


Te sugerimos: Sedesa niega permisos a servidores vulnerables; uno murió por Covid-19



A decir del funcionario encargado de autorizar los permisos en el CRUM, se ha hecho lo posible para proteger a los trabajadores; se les ha dotado del equipo, pero, apuntó, afuera del centro laboral no pueden certificar si el personal sigue las medidas de protección.

En el caso del Técnico en Urgencias Médicas (TUM) Sergio Arturo Mendoza Romero, quien falleció el pasado 6 de junio por Covid-19, Guerrero Ascencio dijo que no recuerda si el trabajador justificó su incidencia por medio de un certificado médico del ISSSTE.

Pero, sostuvo, que la opción que se le dio fue pasarlo al área de regulación donde no tendría contacto con pacientes Covid-19.

"No lo tengo en la mente. Hasta donde recuerdo no lo teníamos contemplado, pero la primera opción es cambiarlo a la regulación porque nosotros damos un servicio. Si yo dejo ir a todo mundo entonces descuido a la ciudadanía. Eso debe quedar claro para todo mundo. En el momento que lo presenta se le cambia al Centro Regulador", argumentó.

imagen-cuerpo

¿Pero él solicitaba irse a casa?, se le preguntó

"Yo tengo que tomar la decisión de si se van a casa o no, pero pensando en el servicio. Si usted me dice deje ir a todos, pues entonces al rato voy a tener reclamos de la ciudadanía de que no estamos dando la atención que debemos dar", respondió.

De acuerdo con el director ejecutivo de Urgencias y Atención Prehospitalaria de la Sedesa el TUM Sergio Arturo Mendoza Romero laboraba además en la Cruz Roja, por lo que, dijo, es difícil determinar dónde se contagió el trabajador.

"Hasta donde tengo entendido también trabajaba en Cruz Roja. Independientemente de si trabajaba en Cruz Roja, nosotros no podemos asegurar que se contagió o que no se contagió en el CRUM", respondió en entrevista con esta casa editorial.

Aseguró que el CRUM cuenta con procesos claros y definidos para disminuir al máximo los contagios del personal; sin embargo, dijo, afuera del servicio no pueden asegurar nada.

"Si nosotros estuviéramos haciendo algo mal, bueno en otras unidades no tendrían defunciones. El ERUM, la Cruz Roja está teniendo defunciones porque es parte de un proceso que tiene que ver con la epidemia que nos está golpeando", dijo.

Por ello expuso que se aseguran que el personal utilice el equipo de protección personal que le proporcionan, así como el que cumplan con las medidas de sanitización.

Sobre las denuncias de trabajadores del CRUM de que el área de sanitización es un área improvisada y que no cumple con las medidas sanitarias adecuadas, el doctor Guerrero Ascencio negó que se trate de una improvisación.

"La medida no es improvisada. Se hicieron las adecuaciones para evitar el contagio y mejorar la sanitización. Hemos ido perfeccionando las cosas porque nadie esperaba una pandemia de esta magnitud y no teníamos instalaciones desde antes pensadas para manejar esto", defendió.

Por otra parte, el funcionario dijo que el CRUM opera con 50% de su personal, sumado a que pese a que han emitido convocatorias para contratar a más trabajadores de la salud no han recibido la respuesta esperada.

"No hay personal que acepte ahorita trabajar. Tenemos una convocatoria de 30 personas, 15 médicos y 15 técnicos en urgencias médicas de los cuales sólo hemos conseguido seis", añadió.

Respecto a si la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México ya les notificó la queja CDHDF/V/121/VC/20/D3553 que fue presentada por una trabajadora del CRUM a la que no se le autorizó resguardarse en casa pese a padecer asma, el funcionario dijo que ya respondió que el permiso no procederá.

"(...) no procede porque la compañera no está en contacto con pacientes y no es un nosocomio", agregó.

A decir del director ejecutivo de Urgencias y Atención Prehospitalaria de la Sedesa lo que no se ha entendido es que los trabajadores del CRUM son servidores públicos y se deben a su trabajo.

"Yo soy hipertenso, tengo riesgo. Si yo sigo las medidas de protección personal mi riesgo se disminuye al mínimo. El ser hipertenso no es una condición para tener posibilidades de contagiarme", justificó.

imagen-cuerpo

Además, aseveró que las instalaciones del CRUM se sanitizan de manera regular para evitar contagios.

"Casi diario, porque de repente no llegan los sanitizadores, pero de manera diaria se están haciendo labores de sanitización", agregó.

Aseguró que los Técnicos en Urgencias Médicas que trabajan en traslados de pacientes Covid-19 no ingresan al área del Centro Regulador para evitar contagios.

"Es su palabra contra la mía. Nosotros tenemos indicaciones para el personal que una vez que llega al servicio, pasan se quitan el equipo, se sanitizan ellos y terminando de sanitizarse si quieren pasar a decirles algo a los del Centro Regulador pasan, pero en general no se está pasando ya al Centro Regulador".

¿Y cómo se dio el contagio y la muerte del doctor del CRUM Miguel Ángel Pérez Alvarado?, se le preguntó.

"Me pregunta cosas que no le podría decir cómo fue. Imagínese que yo pudiera tener el poder de saber cómo se contagia la gente. Es una pregunta fuera de lugar".

Visiblemente molesto, el director expuso que se le estaban haciendo aseveraciones y no preguntas.

"No se hace seguimiento individual de las personas, porque no es posible. (...) Qué hizo el compañero o qué no hizo, no lo sé. Tampoco sé si el compañero saliendo se fue a su casa o se fue a otro lado o se fue a trabajar a otra institución. No lo sé".


Temas: