En México cada día hay 10 víctimas de feminicidio, según datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, y la mayoría de ellas fueron asesinadas por sus parejas sentimentales, familiares, amigos, es decir, personas cercanas a su círculo social, a quienes muchas veces denunciaron previamente, pero las autoridades ignoraron o minimizaron los reportes.

Lo anterior, se podría considerar un ´feminicidio anunciado´, pues son crímenes que pudieron ser evitados si la policía hubiera atendido sus peticiones o, como pasó en algunos casos, no diera carpetazo para que los responsables continúen impunes, como sucedió con Liliana Torres, quien sobrevivió a un ataque, pero sus agresores siguen libres.

Es por ello que queremos recordar algunos de los casos de feminicidio o intento de feminicidio que se han hecho más conocidos, donde las víctimas libraron la muerte, pero con estragos que les durarán para siempre, y otras que, desgraciadamente, murieron, pero todas con un detalle en común: los culpables siguen sin castigo. 


Te sugerimos: Abril fue un mes violento para las mexicanas por aumento de feminicidios y otros delitos


-Luz Raquel

La joven madre de 35 años que fue víctima de ataques por parte de sus vecinos, quienes la acosaban y violentaron e incluso la amenazaron de muerte, sólo porque no toleraban los ruidos que su pequeño de 11 años con autismo y epilepsia hacía en sus momentos de crisis.

El fin de semana del 16-17 de julio un grupo de tres hombres y una mujer la interceptaron antes de que llegara a su casa, le rociaron alcohol y le prendieron fuego, el 90% de su cuerpo sufrió quemaduras de tercer grado y finalmente murió el martes, tras 60 horas de agonía.

Luz Raquel había denunciado las amenazas de la que era víctima, sin embargo, la Fiscalía de Jalisco las clasificó como "problemas de convivencia vecinal".  "Te vamos a quemar viva", fue la última amenaza recibida y que su agresores cumplieron.

-Yrma Lydya

El 23 de junio, su pareja sentimental -el famoso abogado Jesús Alcocer- la asesinó a balazos dentro de un restaurante en la Ciudad de México, y aunque a la joven de 21 años se le ha revictimizado por muchos detalles que salieron a la luz, lo que debe de quedar claro es que por ningún motivo el hombre tenía derecho de matarla.

No obstante, luego de la controversia que se armó por la diferencia de edad entre ambos también se descubrió que Yrma denunció un año antes al sujeto por violencia familiar, pero aparentemente debido a las ´influencias´ que el acusado tenía, esta no procedió y las represalias fueron amenazas hacia ella, lo cual supuestamente la llevó a regresar con él, según testimonios de sus conocidos.


Te sugerimos: ¡Caso Yrma Lydya se enrarece más! Sicario entró a privado y mató a la cantante, afirma abogado


Durante el corto tiempo en el que estuvieron casados, la cantante denunció amenazas, golpes, insultos y hasta infidelidades, lo cual aparentemente terminó con su feminicidio planeado por el abogado, quien ahora aparenta una supuesta enfermedad o débil por su edad para evadir la justicia. 

-Abril Pérez

El feminicidio de Abril ordenado por su esposo, en noviembre de 2019, de quien se divorció meses antes luego de que este intentará asesinarla al golpearla mientras estaba dormida con un bat, además de lesionarla con un bisturí, todo ante la presencia de uno de sus hijos. 

Dicho ataque ocurrió en enero del mismo año y fue denunciado por la joven madre, pero la Fiscalía capitalina desestimó el caso, algunos suponen que se debió a que el acusado es el exdirector de Amazon México, lo cual llevó a que Abril se refugiará en Monterrey. 

Sólo 11 meses después fue acribillada por dos sujetos a bordo de una moto, quienes la interceptaron mientras iba rumbo al aeropuerto para llegar a la audiencia por la custodia de sus hijos en la CDMX. 

Por el crimen la policía detuvo a ocho personas, pero ninguno de ellos es el exmarido de Abril, a pesar de que uno de los autores materiales lo delató, el sujeto está prófugo. 


Te sugerimos: ¿No sabes qué es y cuándo se aplica el FEMINICIDIO? Aquí te lo explicamos


-Liliana Torres

Esta joven de 24 años sobrevivió a un brutal ataque en Nuevo León, donde cuatro sujetos la secuestraron, violaron, golpearon hasta dejarla inconsciente y finalmente le prendieron fuego en un predio abandonado, esto apenas el pasado 26 de marzo. 

Luego de que aparentemente los agresores creyeron que habían logrado su objetivo, huyeron del lugar, pero la chica quien es madre de cuatro pequeños despertó envuelta en llamas y como pudo se arrastró para buscar ayuda. 

Una pareja la encontró y la auxilio, Liliana fue hospitalizada debido a las quemaduras de tercer grado que sufrió, las cuales la dejaron un mes en coma, al despertar las autoridades ´tomaron su declaración´, sin que ella pudiera hablar, lo cual consideraron como un accidente.

Luego de unos meses de recuperación, finalmente pudo contar y denunciar lo que pasó, lo cual llevó a que la Fiscalía del estado tuviera que retractarse tras viralizarse su caso, pero sus agresores siguen libres.

"En su declaración oficial, la víctima refiere haberse lesionado por encontrarse en un predio que se incendió, siendo auxiliada por personas que se encontraban en el lugar y testigos de los hechos", se lee en el comunicado de las autoridades.

-Maria Elena Ríos

La famosa saxofonista oaxaqueña denunció a su expareja, el priista Juan Antonio Vera funcionario del estado, con quien rompió tras forzarla a tener relaciones sexuales en un viaje que tuvieron a Estados Unidos por motivos laborales. 

En 2019, la joven fue atacada con una cubeta de ácido, la cual le provocó severas quemaduras en el rostro y otras partes, y por las cuales ahora tiene que tomar terapias e inyectar medicamento para el dolor. 

A pesar de que la joven denunció con anticipación la violencia, acoso y amenazas que sufrió luego de que terminara su relación con el político, las autoridades no hicieron nada y logró quedar libre tras entregarse voluntariamente. Sin embargo, debido a sus esfuerzos por obtener justicia logró que las autoridades encontraran pruebas para capturarlo, pero este sigue prófugo.


Te sugerimos: Protección para María Elena Ríos sólo aplica en Oaxaca y como defensora no por ser víctima: Segob


Pese a la tardanza de la policía para que su agresor pague por el delito de intento de feminicidio, el boletín de su búsqueda continua circulando con una recompensa para poder ubicarlo. Sin embargo, la joven artista señala que las autoridades lo protegen. 


-Yanelli

Esta joven de 27 años ha esperado que las autoridades le hagan caso desde hace seis años, cuando fue víctima de una violación tumultuaria en un taxi, en Puebla. Tras denunciar e identificar a uno de sus agresores, la chica, quien también es madre, continúa sin justicia.

No obstante, su caso se tornó más cruel luego de que ´se atreviera´ a alzar la voz ante las autoridades, pues como venganza por delatarlos, la amenazaron constantemente para que retirara la denuncia. 

Al no hacerles caso, un día irrumpieron en su propia casa golpearla brutalmente, pero esto no paró ahí pues nuevamente la violaron, ahora frente a su pequeñita de dos años y además de ello le marcaron su pecho con una navaja escribiéndole ´puta´, esto a sólo un año del primer ataque de 2016. 

Hace poco la joven se plantó sola y con carteles afuera de la fiscalía del estado de Puebla para exigir a las autoridades que le hagan caso y detengan a los culpables, pero continúan impunes


Como estos, hay muchos otros casos en los que las autoridades han ignorado o minimizado las solicitudes de ayuda, y que tal vez de no haberlo hecho, hoy las mujeres seguirán vivas y a salvo, como es el caso de Debanhi y Yolanda en Nuevo León, quienes estuvieron desaparecidas durante días por posibles negligencias de la fiscalía y a quienes sus familiares localizaron muertas. Inicialmente las autoridades declararon que no eran por feminicidios, cosa que tuvieron que rectificar posteriormente.




Te sugerimos: Debanhi murió por asfixia por sofocación y no sufrió violencia sexual, revela nueva necropsia




Temas: