¿Las reformas a la Ley Federal del Derecho de Autor criminalizan a aquellas personas que arreglen aparatos electrónicos como celulares, laptops o consolas de videojuego? La respuesta es no.

Hace unas semanas organizaciones como Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) y Artículo 19 denunciaron que con dichas reformas, las cuales entraron en vigor el 1 de julio como parte del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), sería ilegal eludir un candado digital para inspeccionar, reparar, dar mantenimiento o modificar un aparato.

De esta manera, podría alcanzar una multa de 1.7 millones de pesos y hasta seis años de cárcel, lo que prendió la alarma de miles de personas que de manera lícita se dedican a estas actividades.

Sin embargo, El Big Data consultó al Senado de la República, donde se diseñó la modificación y la respuesta es que no. La reforma NO criminaliza a las personas que arreglan celulares, ya que estrictamente trata de temas relacionados con los derechos de autor, no de propiedad industrial.

Al respecto el artículo a la letra dice:

Artículo 232 Bis.- Se impondrá multa de mil hasta veinte mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización a quien produzca, reproduzca, fabrique, distribuya, importe, comercialice, arriende, almacene, transporte, ofrezca o ponga a disposición del público, ofrezca al público o proporcione servicios o realice cualquier otro acto que permita tener dispositivos, mecanismos, productos, componentes o sistemas que:

I.     Sean promocionados, publicados o comercializados con el propósito de eludir una medida tecnológica de protección efectiva;

II.     Sean utilizados preponderantemente para eludir cualquier medida tecnológica de protección efectiva, o

III.    Sean diseñados, producidos o ejecutados con el propósito de eludir cualquier medida tecnológica de protección efectiva.

Si bien el artículo 232 Bis sanciona a aquellos que “eludan una medida tecnológica de protección efectiva”, en el universo de la Ley Federal del Derecho de Autor, sólo se refiere a los derechos de autor.

Asimismo, en el artículo 114 Bis, las medidas tecnológicas de protección efectiva se refieren a cualquier tecnología, dispositivo o componente que proteja el derecho de autor.

Incluso, en dicho artículo se especifica que nada de lo dispuesto en la fracción I será obligatorio para aquellas personas que se dediquen a la producción de dispositivos o componentes, incluido sus partes y su selección para productores electrónicos, de telecomunicación o computación.

“Siempre y cuando dichos productos no sean destinados para llevar a cabo una conducta ilícita”, se agrega en el párrafo.


La cuestión, detallaron a El Big Data, es que la reforma a la Ley Federal se debe interpretar de manera sistemática y no artículo por artículo.


Te sugerimos: Un país cuida tanto a sus habitantes que hizo quebrar a las funerarias


Por lo que se explicó es preciso que para entender las reformas a dicha ley se lea su primer artículo, donde se aclara que la norma se refiere solamente a cuidar y promocionar el acervo cultural de México, así como la protección de los derechos de los autores.

Van por inconstitucionalidad

Para Vladimir Cortés, oficial del programa de derechos digitales de Artículo 19, la redacción del artículo 232 Bis debe ser más consistente, ya que se presta a múltiples interpretaciones y podría eventualmente impactar a quienes se dedican a la reparación de algún tipo de dispositivo electrónico como los celulares.

“Ya entró en vigor, pero definitivamente no es que declare la ilegalidad de este tipo de negocios, pero eventualmente es importante corregirlo para que no se pueda interpretar de tal forma y que tenga impacto no solamente a quienes hacen reparaciones sino a quienes hagan investigación académica o que quieran hacer un cambio a cualquier dispositivo”, añadió.


Por ello, señaló en entrevista, promoverán una acción de inconstitucionalidad para que se contemple una reforma que incluya con mayor detalle una serie de especificaciones para que no se de pie a una criminalización en contra de quienes eludan una medida de protección efectiva.

Así que esperarán a que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se pronuncie al respecto luego de que anunció que analiza la reforma a la Ley Federal de Derecho de Autor.

“Una vez agotado este tiempo habrá que ver si se da a través de la Comisión Nacional de Derechos Humanos o algún legislador está dispuesto a presentarla”, agregó.

Otra de las vías, más allá de la acción de inconstitucionalidad, es la presentación de amparos, dijo Vladimir Cortés a El Big Data, para buscar que se rectifiquen “las lagunas” que a su decir tienen las reformas a la Ley Federal del Derecho de Autor.

Temas: