Este 8 de septiembre se termina el plazo de registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE) de los aspirantes para ocupar el cargo de presidente y secretario general de Morena, y se espera que entre el 26 de septiembre y el 2 de octubre de 2020 se realice la encuesta para definir dichos cargos.

Hasta la redacción de este texto había 16 candidatos, entre los que destacan para ocupar el cargo de presidente están Porfirio Muñoz Ledo, Mario Delgado, Gibrán Ramírez, Javier Hidalgo y Alejandro Rojas Díaz Durán, además de Yeidckol Polevnsky, quien anunció que presentará su solicitud este martes.

En tanto, Citalli Hernández, Antonio Attolini y Donají Alba son las cartas fuertes que aspiran a la secretaría general del partido.

Morena llega a este proceso desgastado y dividido, luego de un año de jaloneos internos para elegir a sus dirigentes previo al proceso electoral de 2021, sin ningún éxito.

El 20 de agosto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó al INE realizar una encuesta nacional abierta a la militancia y simpatizantes del partido, para la elección de los dos cargos pendientes, ya que el partido no pudo destrabar el tema.


Te sugerimos: Éstas empresas realizarán la encuesta para elegir dirigencia de Morena


La fórmula que hasta ahora parece tener mayor respaldo entre el grupo fuerte de Morena es la conformada por Porfirio Muñoz Ledo y la senadora Citlalli Hernández, quienes se asumen con los candidatos de unidad.

Su anuncio se dio este domingo en una asamblea informativa en la que estuvieron presentes dos mil personas, entre ellos Alfonso Ramírez Cuéllar, actual dirigente interino, Bertha Luján, quien renunció a sus aspiraciones de dirigir Morena, Héctor Díaz Polanco, Martí Batres y Pedro Salmerón.

Luego del evento Citlalli Hernández consideró que la encuesta abierta es proceso inequitativo, ya que la ventaja será para "los famosos o populares" y no los proyectos.

Asimismo, pidió a los aspirantes no utilizar las estructuras de los espacios institucionales en los que se encuentran y pedir licencia en sus cargos actuales.

La otro fórmula con más fuerza es la integrada por Gibrán Ramírez Reyes y Antonio Attolini.

Ramírez Reyes solicitó una licencia temporal como secretario general de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS), un puesto que fue propuesto por el director general del IMSS, Zoé Robledo, con el fin de ser elegido como el próximo dirigente de Morena.

Mientras que Attolini anunció a finales de agosto su renuncia como coordinador técnico de Vinculación Internacional del IMSS.

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, se registró este lunes ante el INE.

Dijo que de ganar la presidencia impulsará un padrón confiable y la renovación de los estatutos partidistas, acordes con lo que ahora es la primera fuerza política del país.

Sin embargo, información publicada este lunes por diario Milenio aseguran que los únicos que aspirantes a la dirigencia de Morena que cumplen con los requisitos para ocupar ese cargo son Gibrán Ramírez y Yeidckol Polevnsky, ya que sólo ellos figuran en el padrón que el partido registró en 2017 y que sserá dado a conocer esta semana por el INE.

Mario Delgado gestionó el pasado 28 de agosto, ante el representante del partido ante el INE, su inclusión en el padrón y confía que su nombre aparezca en el listado.

La carrera por la dirigencia del partido más importante ya arrancó y de eso dependerá la ruta que Morena tomará rumbo a las elecciones más importantes de la historia del país, donde se van a elegir 21 mil cargos de elección popular, y en las que el partido del presidente luchará por mantener la mayoría.

Temas: