El proceso electoral 2021 en la Ciudad de México arrancó más cerrado que nunca. Por primera vez en la historia de los comicios en la CDMX, la mitad de las alcaldías podrían cambiar de color.

De acuerdo con diversas encuestas de opinión –consultadas por El Big Data Mx­– Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, tiene altas posibilidades de perder cinco de las 11 alcaldías que gobierna.

Estas son: Miguel Hidalgo, Azcapotzalco, Iztacalco, Álvaro Obregón y Magdalena Contreras.

Los números también indican que conservará, sin complicaciones, las dos demarcaciones más grandes en número de votantes y muestra posibilidades reales de ganar dos que actualmente son encabezadas por los integrantes del denominado Frente (PAN-PRD-PRI).

Las que se ven “más que cantadas” a favor de los morenistas son Iztapalapa y Gustavo A. Madero, mientras que las dos alcaldías que podría ganar son Coyoacán y Cuajimalpa.

El desgaste de Movimiento Regeneración Nacional se debe, en gran media, a la pandemia de Covid-19, la perdida de empleos y la ausencia de liderazgos que refrenden la marca AMLO.

Mientras que para el bloque que conformará el Parido Acción Nacional (PAN), el de la Revolución Democrática (PRD) y el Revolucionario Institucional (PRI), su principal problema radica en el nulo mensaje de por qué se unirán en esta elección.

Este escenario lleva implícito un reacomodo de fuerzas en el Congreso de la Ciudad de México, donde la oposición al partido en el poder tendrá un mayor número de legisladores.

Pero a diferencia de la actual legislatura, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, por fin podrá conformar un grupo parlamentario que represente los intereses del Gobierno de la CDMX y no los de otros grupos.   

Esto cobra relevancia debido a que la batalla, en el fondo, no estará entre Morena y el Frente, sino entre las aspiraciones presidenciales de Claudia Sheinbaum y las de la dupla Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, quienes ven en el Frente sus más claras posibilidades.

CASO POR CASO

imagen-cuerpo
 

Miguel Hidalgo

Esta demarcación actualmente es gobernada por el morenista Víctor Hugo Romo, quien intentará gobernar ¡por tercera vez! dicha alcaldía (la primera por el PRD, la segunda por Morena y la tercera en reelección).

Lo que pone su continuidad en zona de riesgo se resume en tres aspectos:

1.- El enojo generalizado de la zona media y alta –que suma más de 50% de la población total de MH– con las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia económica y en el manejo de la pandemia.

2.- Los incumplimientos del alcalde Víctor Romo con los empresarios y políticos que lo apoyaron para llegar al cargo que actualmente ostenta, de acuerdo con decenas de testimonios de ambos sectores.

3.- La figura de la reelección tiene un alto porcentaje de rechazo entre los habitantes de Miguel Hidalgo, ya que es considerada como nociva por aspectos de formación educativa.

imagen-cuerpo

Azcapotzalco

Esta alcaldía, al igual que Miguel Hidalgo, tiene un importante sector que simpatiza con el Partido Acción Nacional (PAN). Incluso fue gobernada por este partido del año 2000 al 2003, vía Margarita Saldaña.

Azcapotzalco ahora es gobernada por el morenista Vidal Llerenas y aunque este personaje ya perfila su reelección, los números no lo favorecen debido a la percepción ciudadana sobre un "mal manejo" de Morena ante la pandemia de  Covid-19 y la falta de empleos.

Otro factor que pesa, es la división de grupos, mientras el alcalde es un hombre cercano a Marcelo Ebrard, en la estructura de la alcaldía trabajan diversos liderazgos cercanos a Bertha Luján, quien apoya a la jefa de Gobierno.

Lo que podría complicar más el panorama para esa demarcación radica en que el Frente ponga como candidato a un perfil con buena proyección.

imagen-cuerpo

Iztacalco

Por primera vez esta demarcación muestra una pulverización que podría terminar en el triunfo del Frente conformado por el Parido Acción Nacional (PAN), el de la Revolución Democrática (PRD) y el Revolucionario Institucional (PRI).

Lo anterior, debido a que los principales liderazgos de Iztacalco se encuentran compitiendo por ese bastión territorial fuera de Movimiento Regeneración Nacional y del histórico PRD de esa localidad.

Actualmente es gobernada por el morenista Armando Quintero, quien busca gobernar por ¡tercera vez! esa demarcación, a pesar de tener hasta un 80% de negativos entre la población votante.

Por si fuera poco, el grupo que encabezaban los ex delegados Elizabeth Mateos y Carlos Estrada se dividió; un pequeño bloque se fue con ella al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), otro más pequeño se quedó en el sol azteca, mientras que la mayoría de ellos y la disidencia de Quintero se adhirió al Frente.

imagen-cuerpo

Álvaro Obregón

En esta demarcación los números se inclinan a favor del Frente, debido a que los aspirantes que intentan obtener la candidatura de Morena no cuentan con la simpatía de la población.

Uno de ellos es Eduardo Santillán, quien tiene negativos altos como exdelegado, donde se caracterizó por rodearse de artistas y hasta por mandar a poner un mural con su imagen.

La segunda carta es Valentina Batres, la hermana del senador Martí Batres, quien es poco conocida en la alcaldía y representa a una tribu que tiende a encarecer su apoyo cada vez que el Gobierno requiere de él.

Y la tercera opción es Lorena Villavicencio, mujer cercana al grupo de Ricardo Monreal (quien tiene la misma aspiración que Sheinbaum) y razón por la cual no fortalecería el camino de la mandataria capitalina.

Por si fuera poco, en el frente están las figuras de mayor peso en Álvaro Obregón.

imagen-cuerpo

La Magdalena Contreras

La administración de Patricia Ortiz en esta demarcación logró tantos negativos que todo indica que la perderán en este proceso electoral sino ponen a un candidato de peso, el cual aglutine a los liderazgos de la zona.

Servicios públicos es el talón de Aquiles en esa alcaldía: falta de luminarias, de poda de árboles y una recolección de basura deficiente son el principal problema que la población de La Magdalena Contreras ve en estos dos años de Gobierno. 

La joven alcaldesa se encerró en su oficina para evitar la embestida de los pobladores –acostumbrados a reclamar al delegado, ahora alcalde, en turno– que pedían la atención ciudadana.

El frente, vía el Partido Revolucionario Institucional y liderazgos del PRD de hace una década, son la opción que se maneja, para arrebatarle este bastión a Movimiento Regeneración Nacional.

imagen-cuerpo

Coyoacán

Aquí la moneda está en aire. Por la nula gestión del ex futbolista Manuel Negrete, quien se peleó políticamente con su antecesor Mauricio Toledo, el equipo político se dispersó en tres grupos.

La mitad de esos liderazgos se refugiaron en el Partido Verde Ecologista de México, al grado que hoy son competitivos para la elección del próximo alcalde de Coyoacán, mientras que la otra mitad se fue al Frente.

La marca PAN en Coyoacán es fuerte, por eso sus posibilidades se vieron favorecidas con la división del grupo de Mauricio Toledo, mientras que Morena no tiene claro quién será su abanderado.

Eso pulveriza el voto y anticipa una elección cerrada entre los tres grupos.

imagen-cuerpo

Cuajimalpa

Con Paola Félix como candidata de Morena, casi logran arrebatarle la demarcación al alcalde Adrián Rubalcava, quien ya fue delegado y alcalde por el Partido Revolucionario Institucional.

Aunque los números aún se inclinan a su favor, en esta contienda se enfrentará a tres factores que pueden ponerle el escenario en contra:

1.- El desgaste de su figura, pues ya fue delegado y ahora alcalde de Cuajimalpa. En el inter, fue el jefe político de Miguel Ángel Salazar, también delegado en esta demarcación territorial. Y en 2021 buscará la reelección.

2.- Los pleitos internos lo llevaron a una ruptura con Salazar y, por ende, a acotar su grupo político.

3.- El cambio de colores para el 2021. Adrián Rubalcava se perfila como el aspirante del Frente pero vía el Partido Acción Nacional y eso, según las encuestas, no está bien visto por la población.

imagen-cuerpo

Milpa Alta

Esta es la única alcaldía que ha gobernado Movimiento Ciudadano y ya está a punto de perderla, pues ninguna encuesta muestra indicios de un repunte del alcalde Octavio Rivero.

La evaluación de su gestión es tal, que ya le complicó cambiar de partido para competir por una curul local y dejar entre Morena y el Frente el futuro de los habitantes de Milpa Alta.

Por el Frente, el partido más posicionado es el Partido Revolucionario Institucional (PRI), mismo que ya gobernó esa demarcación territorial, mientras que Morena aspiran al menos tres perfiles.

imagen-cuerpo

Tlalpan

A pesar de ser la alcaldía que catapultó a Claudia Sehinbaum a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, hoy las encuestas señalan que las preferencias electorales entre Morena y el PAN están parejas; sin embargo, en el Frente se avizoran perfiles que ya gobernaron y que dejaron un mal sabor de boca a la ciudadanía.

En cambio, parte central de la estrategia electoral de la jefa Gobierno estará en Tlalpan, por lo cual, un candidato que genere confianza será suficiente para retener esa alcaldía tres años más.

imagen-cuerpo

Tláhuac

El sello de la casa en esta demarcación, de acuerdo con los vecinos, es la falta de servicios y el desorden administrativo, y aunque los números muestran que también está en zona de riesgo, no hay rival fuerte.

De hecho, los principales conflictos en Tláhuac están al interior de Movimiento Regeneración Nacional, donde el ex delegado Rigoberto Salgado y el actual alcalde Raymundo Vite han acaparado la atención de la ciudadanía.

Por ello un perfil con alcance territorial por parte del Frente podría arrebatarle el triunfo a Morena si la dirigencia de Héctor García Nieto no neutraliza ese conflicto y los obliga a trabajar unidos.

imagen-cuerpo

Xochimilco

El mayor vacío es el de la oposición. En esta zona de la ciudad, los números de Morena son suficientes como para mantenerse en el poder por tres años más.

Si bien no se ve una cargada en contra de la gestión de Carlos Acosta, sus niveles de aprobación permiten que se analice y se avance a la reelección.

imagen-cuerpo

Cuauhtémoc

Ahí los liderazgos están nulificados; si no están alineados a favor del partido en el poder, no existen. Por ello la reelección del alcalde o de una propuesta mujer –por tema de género– es el escenario del año próximo.

Es decir que la pugna es interna, o le dan cabida al grupo de Ricardo Monreal o se lo queda Héctor García Nieto a través de sus aliados estratégicos, de cara al proceso electoral 2024.

imagen-cuerpo

Iztapalapa

En la alcaldía más poblada de la capital del país los números de Movimiento Regeneración Nacional son contundentes y pintan para la reelección de la actual alcaldesa: Clara Brugada Molina.

Incluso, la oposición de todos los grupos que conformaron durante dos décadas el Partido de la Revolución Democrática (PRD) está desaparecida y hasta relegada en otras partes del país.

imagen-cuerpo

Gustavo A Madero

La segunda alcaldía más poblada de la Ciudad de México muestra riesgo moderado, según las encuestas de opinión debido al crecimiento del Partido Acción Nacional (PAN), a causa de la crisis de Covid-19.

Sin embargo, el trabajo territorial del alcalde Francisco Chíguil y la nula oposición, indican que Gustavo A Madero seguirá gobernada por Movimiento Regeneración Nacional por tres años más y con reelección.

imagen-cuerpo

Benito Juárez

Según las proyecciones, esta demarcación continuará pintada de azul por tres años más. Las encuestas indican que ahí no hay forma de que Morena gane o siquiera que sea competitivo.

Tanto que la reelección de Santiago Taboada parece ser un simple trámite en la contienda electoral de 2021.

imagen-cuerpo

Venustiano Carranza

Si el partido del sol azteca aún tiene vida, es gracias a esta demarcación. De acuerdo con las encuestas de opinión, la ciudadanía está conforme con la gestión de Julio César Moreno.

Por ello, en el Frente prácticamente tiene amarrada su reelección. Incluso, Morena no tiene candidatos de peso que pudieran poner en riesgo la continuidad del actual alcalde perredista.

imagen-cuerpo