La jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum envió al Congreso de la Ciudad de México una iniciativa para que, de manera excepcional y sólo en casos de emergencia santaria o desastre natural, se le otorgue la facultad para modificar el Presupuesto de Egresos sin la autorización de los diputados locales.

Esta propuesta ha generado oposición entre el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista en la Ciudad de México.

El argumento es que con ello el poder legislativo de la capital perdería sus facultades constitucionales y haría de la Secretaría de Finanzas una supersecretaría. 

De acuerdo con la iniciativa, enviada el pasado jueves 28 de mayo por el poder ejecutivo de la capital, se propone adicionar el artículo 23 Bis a la Ley de Austeridad, Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos de la Ciudad de México. 

Para que "sólo en caso de emergencia sanitaria o desastre natural” la jefa de Gobierno, por parte de la Secretaría de Finanzas, aplique las medidas de disciplina fiscal ordenando las reducciones al Presupuesto de Egresos que sean necesarias.

En consecuencia, los órganos autónomos y de Gobierno, dependencias, órganos desconcentrados, alcaldías y entidades deberán colaborar para hacer ajustes a sus presupuestos.

Y en caso de no hacerlo se facultaría a la Secretaría de Finanzas para llevar a cabo las adecuaciones necesarias en sus presupuestos. Pero con una condición: que los ajustes se reporten en el informe trimestral y en la Cuenta Pública. 

Además, la iniciativa pretende que se añada un párrafo al artículo 88 de la  Ley de Austeridad de la capital, el cual actualmente obliga al Gobierno capitalino a solicitar al Congreso su opinión sobre ajustes que se realicen a los presupuestos de las dependencias, órganos desconcentrados, alcaldías y entidades si la modificación alcanza o rebasa 10% del presupuesto que se les asignó.


Te sugerimos: Depositan tercer apoyo de 'Mi Beca para Empezar' a estudiantes de la CDMX


Sin embargo, esta obligación quedaría sin efecto en el caso de una emergencia sanitaria o desastre natural.

Por lo que sólo la Secretaría de Finanzas modificaría el presupuesto sin consultar al Congreso, pero informando a detalle el ajuste en un capitulo especial del Informe de Avance Trimestral que envía al Congreso. 

De aprobarse esta reforma le permitiría al Gobierno capitalino hacer un ajuste de 20 mil millones de pesos en su presupuesto para reorientarlos a la lucha contra el coronavirus Covid-19.

Vulnera división de poderes: oposición

Para el coordinador parlamentario del PRD en el Congreso de la ciudad Jorge Gaviño la reforma propuesta por Claudia Sheinbaum vulnera la división de poderes. 

“El problema con esta propuesta es que el Legislativo pierde su facultad de opinar respecto a las modificaciones del presupuesto de las dependencias, entidades y órganos autónomos de la capital, concentrando todo el poder de decisión en uno sólo de los tres poderes”, dijo en un video publicado en su cuenta de Twitter.

A pesar de que reconoció que actualmente la capital vive la más grave de las emergencias sanitarias, dijo, no hay pretexto para despojar de sus atribuciones constitucionales al Congreso. 

“Los contrapesos son necesarios para que haya una democracia plena”, argumentó.

Y es que dijo se puede ajustar el presupuesto de la capital sin necesidad de modificar la Ley de Austeridad. 

Por su parte el presidente de Acción Nacional en la capital, Andrés Atayde argumentó que la iniciativa que presentó la jefa de Gobierno pretende manejar de manera discrecional el presupuesto de la ciudad y con ello someter al Congreso. 

“Lo preocupante es que de ser aprobada esta propuesta, la Secretaría de Finanzas podría realizar ajustes presupuestales a modo, sin la justificación suficiente, es decir a contentillo y conforme les convenga. Es una propuesta por demás opaca, autoritaria y caprichosa”.

Por ello aseguró que el PAN capitalino no permitirá que se le recorten facultades al Poder Legislativo.

El diputado local Federico Döring dijo que si bien, se requiere redireccionar el gasto, la administración local puede enviar un Adendum, es decir, un anexo al Presupuesto y reestructurar.

“Sólo así acompañaríamos los esfuerzos de garantizar recursos contra la pandemia, reforzar al sector salud y dar apoyos a las micro empresas”.

Mientras que las dirigencias partidistas locales del PRD, del PRI, del Verde Ecologista y la del PAN argumentaron que la iniciativa pretende manejar el presupuesto a conveniencia y eliminando el contrapeso que representa el Congreso.

Por lo que adelantaron que trabajarán con sus grupos parlamentarios en el Congreso para buscar otras alternativas a la iniciativa enviada el pasado viernes 29 de mayo.

Al respecto la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum respondió este lunes 1 de junio que su iniciativa de aprobarse sólo se utilizaría en momentos extraordinarios y no para que se apliquen modificaciones al Presupuesto de Egresos en cualquier momento. 


Te sugerimos: Bajar contagios, única manera de pasar del semáforo rojo: Sheinbaum


Pero refirió que al final los diputados tienen la decisión final. 

“Ya está platicando nuestra secretaria de Gobierno, la secretaria de Finanzas con ellos para aclararles cualquier duda, y por supuesto, al final, ellos tienen todo el derecho de realizar su voto en la orientación que ellos lo consideren, pero estamos hablando, obviamente, de momentos extraordinarios para la ciudad”, aclaró.

Por el momento, la iniciativa fue turnada el pasado domingo 31 de mayo a la Comisión de Presupuesto de la Ciudad de México para que comience su análisis y dictaminación.

Temas: