Un paseo por Texas

16 enero 2018 2:21 pm

Texas es uno de los destinos más importantes de Estados Unidos, ya que en él uno puede admirar en su máxima expresión la cultura vaquera que distingue a este país, pero además ofrece a los mexicanos inigualables experiencias turísticas.

A continuación, te presentamos tres ciudades que no debes perderte en tu próxima visita:

San Antonio

Es una de las ciudades texanas más importantes, ya que en ella se conjuga tradición y vanguardia; año con año atrae a un sinfín de turistas de todo el mundo. En este lugar, visiblemente, ha estado presente la cultura mexicana en sus múltiples monumentos y atracciones turísticas. Entre ellas, se encuentra El Álamo, una antigua fortaleza y misión católica que fue construida en el siglo XVIII.

Establecida a lo largo del río San Antonio, esta misión fue fundada por Fray Antonio de Olivares, la cual consistía en una iglesia cercada por otras estructuras, construidas por los españoles en el siglo XVIII para la asimilación religiosa y cultural de nativos indígenas de la región. Tiempo después fungió como fortaleza de un grupo del Ejército Mexicano, hasta 1835, cuando el Ejército Tejano ocupó este lugar, dando paso años más tarde en la conocida Batalla de El Álamo, donde participó el famoso Antonio López de Santa Anna.

Hoy en día, dentro de El Álamo existe un museo donde se explica a los turistas sobre la fundación del estado de Texas y de la ciudad de San Antonio, a partir de visitas guiadas gratuitas.

Otra gran opción en esta ciudad es San Antonio River Walk, un canal urbano donde se puede disfrutar de una variedad de restaurantes, tiendas y hoteles, ya sea caminando o en un bote a lo largo del río San Antonio.

Aquí encontrarás exuberantes paisajes, caminos pintorescos y hasta ciertos espacios que evocan a lugares reconocidos de algunas ciudades de Europa. Este espacio está habilitado para recibir a mascotas y personas con discapacidad.

San Marco

Esta fascinante ciudad se encuentra entre San Antonio y Austin. Su gran atractivo son las compras, ya que en este lugar se localiza el centro comercial de outlets al aire libre más grande de todo Estados Unidos.

Entre sus afamados centros comerciales, destacan San Marcos Premium Outlet y Tanger Outlet. Ambos poseen reconocidas tiendas de marca y muchas de las tiendas reembolsan los impuestos a los visitantes internacionales.

Su oferta incluye literalmente todo lo que la familia necesita, desde calzado, ropa y accesorios, hasta muebles y decoraciones para los hogares. También en estos sitios se ubican diversos restaurantes y bares para gusto de cualquier persona, ya que cuentan con propuestas gastronómicas de comida nacional e internacional.

Por otra parte, esta zona ofrece el Art Squared, donde galerías y tiendas ofrecen sus servicios hasta tarde, acompañados de canapés y bebidas que invitan a los turistas a visitarles. Igualmente, un imperdible es asistir al Texas Wild Rice Festival, una celebración para la preservación de la planta Zizania que crece en el río. Durante este evento, los visitantes pueden pasear entre los puestos de vendedores, escuchar música en vivo, e incluso apreciar un partido de fútbol.

Fredericksburg

 

Es una pequeña ciudad donde se puede ver, sentir y probar los sabores y costumbres europeas.

Fue fundada por Baron Otfried Hans von Meusebach, quien buscaba tierras para los inmigrantes alemanes en 1846. Él llevó a cabo un trato con los indígenas comanches para compartir esta tierra y vivir en armonía y respeto. Actualmente, esta ciudad conserva su arquitectura antigua, así como sus nombres en alemán.

Fredericksburg ofrece al visitante múltiples opciones que van desde tiendas en la calle principal, hasta bares y espacios donde puedes degustar vinos de la región.

De hecho, si eres de los que les gusta ir más allá del consumo y saber cómo es la producción del vino, este espacio invita a apreciar el color, aroma y sabor de la uva en sus más de 20 bodegas. Entre éstas, destacan:

Becker Vineyards,

lugar donde anualmente se vive un festival de lavanda, ya que esta planta rodea los campos de vino. Esta bodega se distingue ofrecer un recorrido por los viñedos y da la opción de degustar seis de sus vinos pagando una tarifa muy económica.

 

 

Grape Creek Vineyards

está catalogado como uno de los mejores viñedos. Cuenta con un ambiente totalmente mediterráneo, ya que en cada copa puede saborearse la esencia de Europa.

Este sitio ofrece música en vivo en su jardín y una rica degustación de sus vinos.

Finalmente, cabe señalar que Fredericksburg es sede de eventos musicales y culturales, de los cuales destacan el tradicional Oktoberfest, el Food & Wine Fest, el Art Walk y el Auslander Winter Music Festival.

Comentarios