Puerto Rico. La isla del encanto

12 mayo 2017 3:20 pm

 

La llamada Isla del Encanto le hace honor a su nombre, y en ella se pueden encontrar atractivos para todos los gustos.

Un buen punto de inicio es, sin duda, San Juan, la cosmopolita capital boricua, que ofrece las comodidades de una moderna urbe en contraste con sus bien conservados edificios coloniales, especialmente en el Viejo San Juan –declarado Patrimonio Cultural por la UNESCO– con sus callecitas adoquinadas, donde se encuentran la mayoría de los sitios turísticos como la fortaleza del Morro, el Museo de las Américas, el Museo de la Casa Blanca o la iglesia de San José.

En San Juan, los amantes del shopping hallarán varios outlets en la calle del Cristo, tiendas de diseñadores en la Avenida Ashford, así como la mayor plaza comercial del Caribe, Plaza Las Américas, con más de 300 establecimientos de firmas internacionales como Macy’s, Carolina Herrera y Armani Exchange, entre otras.

La segunda ciudad en importancia es Ponce, en el centro de la isla, considerada un patrimonio nacional por sus museos y edificios, como la catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, que domina la Plaza de las Delicias y el Castillo de Serrallés.

La isla posee kilómetros de playas de blanca arena para disfrutar del sol, paseos en kayak o veleros, además de bebidas refrescantes a base de ron, la bebida nacional por excelencia. No hay que olvidar que en Cataño se localiza la Casa Bacardi, la mayor destilería de ron del mundo, misma que ofrece visitas a los turistas.

Entre las playas más solicitadas por quienes gustan de deportes náuticos está Luquillo, en Fajardo, en el extremo noreste de la isla, con un sinnúmero de centros de buceo y resorts especializados en paseos e inmersiones para explorar los barcos y galeones hundidos; mientras que en Isabela-Rincón, al Norte, puede practicarse el surf.

Un poco más lejos, pero sin duda vale la pena el viaje, las islas Culebra y Vieques brindan la mejor opción para quienes deseen adentrarse en parajes casi vírgenes.

Leer más: Madrid, sinónimo de cultura, arte y toros

En las islas Culebra, además de las playas Flamenco, Cayo Martín Peña y Culebrita, se encuentra uno de los santuarios de aves más antiguos.

En Vieques, también conocida como isla Nena, se puede disfrutar de las playas de Red Beach, Blue Beach, Media Luna y Sun Bay, además de Bahía Mosquito, uno de los principales litorales bioluminiscentes del orbe.

Puerto Rico alberga también El Yunque, el único bosque lluvioso subtropical del Servicio Forestal Nacional de Estados Unidos, y una de las más antiguas reservas naturales del hemisferio norte, donde podrán admirar la cascada de la Coca, la torre de Yokahú, La Mina, Baño de Oro o Caimitillo, entre otros atractivos.

Quienes gustan de la adrenalina y los deportes hallarán en el Parque de Aventuras Toro Verde, opciones como el rapel, ciclismo de montaña, la escalada y su principal atracción: la Bestia, la tirolesa más larga del planeta, con más de un kilómetro de recorrido.

Si todo esto no fuera suficiente, Puerto Rico posee también el encanto de su gastronomía, en la que sobresalen las judías pintas –frijoles–, arroz, mariscos, lechón y carnes fritas. Una de las especialidades que no hay que dejar de probar es el mondongo, el cual consiste en carne cocinada con garbanzos, papas y plátano.

Y por último está la música, que tiene en los puertorriqueños a muchos de sus principales exponentes; basta con nombrar a Ricky Martin, Daddy Yankee o Calle 13. Así que no lo pienses más y empieza a planear tus próximas vacaciones en la Isla del Encanto.

Comentarios