Familia sepulta a extraño, tras confusión de oficina forense

27 junio 2017 7:22 pm

Redacción El Big Data

Por:

Renovando la experiencia de informarte

 

El 12 de mayo Frank J. Kerrigan realizó un gran funeral y sepultó a su supuesto hijo, después de que hizo una llamada a la oficina forense de Orange, California, en donde le informaron sobre la localización del cadáver de su hijo Frank M. Kerrian de 57 años, quien tiene una enfermedad mental y vivió muchos años en la calle.

De acuerdo con el hombre de 82 años, él preguntó si debía identificar el cuerpo, a lo que una mujer respondió, incorrectamente, que no era necesario porque la identificación se hizo a través de huellas dactilares.

“Cuando alguien me dice que mi hijo está muerto, cuando tienen huellas dactilares, yo les creo”. Si no hubiera sido identificado por huellas dactilares yo hubiera estado ahí en un santiamén”, señaló Kerrigan.

Cabe destacar que el padre confió más en la situación cuando vio el cuerpo dentro del ataúd y tocó el cabello. Sin embargo, las cosas cambiaron once días después, recibió una llamada de un amigo y lo comunicó con su hijo, quien le dijo: “Hola papá”.

Hasta el momento no se sabe cómo se cometió dicho error por parte del personal forense, sin embargo, el abogado de Kerrigan, Doug Easton declaró que los funcionarios no corroboraron las huellas dactilares y sólo se basaron en un antigua fotografía de una licencia de manejo.

Comentarios