Con salida de EU del Acuerdo de París, Trump le da la espalda al mundo

2 junio 2017 10:15 am

Ayer, el presidente Donald Trump ordenó sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París, tratado en el que 194 naciones de todo el mundo adoptan medidas para combatir el cambio climático con acciones de mitigamiento de gases nocivos para el medio ambiente.

Sin embargo, más allá de abandonar un tratado que combate los efectos de la contaminación, para algunos representantes de las naciones que conforman el Acuerdo de París, el retiro de Estados Unidos es una decisión unilateral que es traducida como un abandono al interés por proteger a la naturaleza por todas las acciones nocivas que el ser humano y los daños que le ha ocasionado.

Asimismo, diversos personajes han calificado que la medida que tomó Trump le quita a su nación el ser líder del cambio climático global, y da oportunidad para que China se posicione en ese puesto.

“Retirarse del Acuerdo de París convertirá a Estados Unidos de un líder climático global a un lugar donde se cree, por una decisión unilateral, que la tierra es plana. Es una decisión moralmente pobre y Trump lamentará haberla tomada. La acción climática global no está sujeta a un debate legal o político, es una obligación ética proteger a la gente y al planeta”, dijo Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace Internacional.

“Trump está entregando el liderazgo global de Estados Unidos a los líderes del mundo real que están aprovechando el impulso para proteger su país y el clima mediante la transformación de sus economías a la energía limpia. Estamos presenciando un cambio sísmico en el orden mundial, mientras Europa, China y otros lideran el camino”, resaltó.

Además, con la salida de Estados Unidos se perderán grandes ingresos en el Acuerdo de París y se romperán tratados que beneficiaban para disminuir el impacto ambiental.

Leer más: Confirma Trump salida de EU del Acuerdo de París

Ante la situación, Trump argumentó que la salida de su país le ahorrará a los estadounidense tres billones de dólares, dinero con el cual, aseguró, generará más de 6.5 millones de nuevos empleos.

También refirió que con el acuerdo, “las naciones más contaminantes del mundo se ríen de los estadounidenses”, ya que colocan a su país en una desventaja económica.

Ante ello, representantes de Greenpeace dijo que Estados Unidos le dio la espalada a aquellos que necesitaban de su liderazgo, ambición y compasión.

“Este es un día que será escrito en la historia como el día en que Estados Unidos, bajo la administración del Presidente Trump, dio la espalda a aquellos que necesitaban su liderazgo, ambición y compasión. Nosotros, en Filipinas, estamos en la primera línea del cambio climático y responsabilizaremos a los contaminadores por el sufrimiento y la injusticia que el calentamiento global ya está infligiendo a nuestro pueblo. No estamos solos sin embargo. Nuestra comunidad mundial tomará medidas, y ya está tomando medidas, con o sin el gobierno norteamericano”, expresó el director ejecutivo de Greenpeace del Sudeste asiático, Yeb Saño.

Otros, como el oficial de Política Global de GreenPeace Asia Oriental, Li Shuo, insistió que el presidente de Estados Unidos da una dirección contraria al mundo, “mientras que China cancela las centrales eléctricas de carbón, Trump cancela la acción climática”.

Comentarios