Campeón de Taekwondo vende su riñón para pagar la fiesta de XV años de su hija.

13 noviembre 2017 3:14 pm

Maximiliano Javier Almandoz, un campeón de Taekwondo  argentino, puso a la venta uno de sus riñones para poder realizarle la fiesta de XV años a su hija.

‘Vendo riñón para hacerle la fiesta de 15 años a mi hija’, publicó Maximiliano el sábado en una nota, donde cualquier presona pueden ofrecer sus órganos desde distintas partes de América Latina, de acuerdo con información del portal 24 horas.

Este año Almandoz ganó dos medallas de oro representando a su país y obtuvo la de plata en el torneo nacional, pero admite que ‘no se puede vivir del taekwondo’.

Para Maximiliano, todos los premios no significan nada si no se pueden satisfacer los deseos de Araceli, su hija de 14 años. Los logros profesionales de este deportista son una verdadera hazaña para el deporte argentino, aunque las ganancias económicas no lo reflejen.

De acuerdo con medios argentinos Maximiliano tiene dos trabajos, es vendedor de helados y obrero. Su jornada laboral es de 17 horas al día y obtiene cerca de 14 mil pesos mensuales; único ingreso para solventar los gastos de su pareja y sus dos hijos.

Leer más: [VIDEO] Ladrón balea en la cabeza a estudiante que protegió su mochila 

“Tengo cuatro heladeras y estoy pagando 8000 pesos de luz, por eso tuve que buscar un segundo trabajo. Esto alcanza para comprar comida y pagar algunas cuentas, nada más”, lamentó el taekwondoin.

Cuando hay competiciones, sus jefes le dan permiso para ausentarse unos días y poder disputar los torneos, que suelen durar tan solo un fin de semana.

Tras competir exitosamente dos años en Buenos Aires, por su buen rendimiento le ofrecieron representar al país en Chile, en el Open 2017 de Viña del Mar. Para viajar no hubo avión sino 25 largas horas en micro que concluyeron en una serie de enfrentamientos consecutivos, casi maratónicos.

“Representar al país fue una emoción muy grande, porque llevé mi bandera… la final fue contra un chileno y los árbitros también lo eran. En el público golpeaban bombos, parecía una cancha de fútbol. En realidad, era todo Chile contra mí solo, fue como arrancar 3-0 abajo. Yo era un pichoncito, con mi familia. No sabés lo que fue”, describe el argentino.

Te puede interesar:

Registran Frente Ciudadano por México en la CDMX

Xochimilco cerrará el paso en avenida Nuevo León a partir del lunes

‘Levantan’ a médico para que atienda a narcotraficantes heridos

Ejecutan a pareja dentro de un auto en Iztapalapa

Comentarios