¿Dónde comer chiles en nogada en la CDMX?

Quedarte en la ciudad durante las fiestas patrias no es impedimento para disfrutar de este platillo típico.

Uno de los platillos típicos de la cocina mexicana para las fiestas patrias es el chile en nogada.

La historia cuenta que crearon este alimento, oriundo de la ciudad de Puebla, en 1821, durante una comida que monjas del convento de Santa Mónica ofrecieron a Agustín de Iturbide, luego de que ganaran la Guerra de Independencia.

Es por ello que este platillo tiene los colores del ejército Trigarante: verde, blanco y rojo.

Su receta incluye los ingredientes típicos de la región, como nuez de castilla, manzanas de Zacatlán, chile poblano y granada.

Desde entonces, anualmente se festeja una temporada de chiles en nogada que, anteriormente, comenzaba a partir del 28 de agosto (Día de San Agustín), pero en los últimos años se ha adelantado a las últimas semanas de julio y concluye a finales del mes de septiembre.

Pero si no puedes ir a Puebla a disfrutar de este manjar, aquí te damos algunas opciones para degustarlo en la Ciudad de México.

El Bajío

Es uno de los restaurantes de comida mexicana más populares de la Ciudad de México, aquí sirven los chiles en nogada con un relleno tradicional de carne de cerdo y de res, pasas y manzanas.

Además lleva una nogada hecha a base de nuez de castilla y requesón fresco.

Ubicación: Las 17 sucursales de El Bajío se localizan en distintos puntos de la CDMX

Precio: De 280 a 305 pesos

Restaurantes Azul

No importa si es en Azul Histórico, Azul Condesa o Azul y Oro, los chiles en nogada de esta cadena son toda una experiencia al paladar.

Aquí el chile y su relleno se sirven de acuerdo con la región de Puebla que hayas escogido y se baña en la nogada que puede ser dulce, salada o mixta. Es decir, puedes armar el chile en nogada a tu gusto, pues hay cuatro diferentes rellenos (cerdo, res, combinado y vegetariano) y cuatro diferentes nogadas (salada, dulce, combinada y con frutos secos).

Ubicación: Isabel la Católica 30, Centro Histórico

Precio: 470 pesos

Maldita Fonda

En Maldita Fonda tienen un chile en nogada tradicional, pero con un toque un poco diferente, pues el chile va envuelto en una pasta hojaldre, una sustitución del tradicional capeado que sin lugar a dudas te encantará.

Ubicación: Plaza de la Constitución 9A, Tlalpan Centro

Precio: 200 pesos sólo o 220 con cerveza o copa de vino

Angelopolitano

Este pedacito de Puebla está localizado en el pleno corazón de la colonia Roma y ofrece todos los platos típicos poblanos que te puedas imaginar: cemitas, manchamanteles y por supuesto, chiles en nogada.

Aquí tienen siete versiones diferentes, una con carne de cordero; otra rellena de bacalao, jaiba, pato, carne picada, carne molida; y si estás evitando las proteínas animales, puedes pedir el que está relleno de quinoa.

Ubicación: Puebla 371, Roma Norte

Precio: De 300 a 400 pesos

El Cardenal

Capeados o sin capear y con el relleno tradicional de carne molida de res y cerdo, frutos secos y frutas de temporada, este restaurante lleva más de 40 años ofreciendo sus tradicionales chiles en nogada. Por tal motivo es que se le considera un clásico cuando se trata de este alimento.

Tiene varias sucursales, pero la de la calle de Palma es la más popular.

Ubicación: Calle de la Palma 23, Centro Histórico

Precio: 310 pesos

Testal

En este lugar siempre están buscando ofrecer comida mexicana con un toque inesperado, por lo que sus chiles en nogada no podían ser diferentes.

Este platillo que no le pide nada a uno típico poblano; sin embargo, la salsa de nuez tiene un toque de mezcal en vez del tradicional jerez.

Ubicación: Dolores 16, colonia Centro.

Precio: 470 pesos

TE INTERESA