Conoce cómo no subir kilos esta Navidad

19 diciembre 2017 7:15 pm

Cada año, durante el mes de diciembre no todo es miel sobre hojuelas para la mayoría de las personas; ya que a pesar de la felicidad que se transmite en las fiestas y reuniones, también es cierto que empieza una realidad: comer en exceso y subir de peso.

Para poder conocer algunas soluciones sobre qué se puede hacer para contrarrestar esta situación, consultamos a Flor Corona, una destacada chef asesor, quien nos compartió interesantes consejos para poder disfrutar mejor de esta época, sin  tener que restringir tanto el rico placer de comer.

Ella nos explicó que para las familias mexicanas la Navidad, de manera alimentaria, es muy compleja, ya que significa un apartado; es decir, se nos olvida si se contaba con un régimen alimenticio o si se debía de ahorrar dinero. La razón de esto es que esta época es muy emocional, la cual destapa la caja de pandora, de donde sale todo tipo de emociones incontrolables.

Pasamos noviembre, donde recordamos a los que ya no están; después, llegamos a diciembre, donde estamos con los que aún están cerca, y por eso, nos abrimos emocionalmente. Pasamos de ofrendar y vivir la pérdida de los que se fueron,  a convivir con los que todavía tenemos”.

“Además, nos reunimos en función del alimento; en automático, empiezas a pensar en el pavo de tu abuelita, el postre que hace la tía cada año...los alimentos los vamos vinculando con emociones“, destacó.

Con todo lo anterior, recalcó que algunas causas por las que tendemos a este exceso de comida son:

  • Compulsión y malos hábitos. Se debe entender que el comer es algo integral, por lo que en ella se relaciona áreas  físicas, mentales y espirituales. Si uno está mal en una de esas áreas, entonces la persona no cuenta con un equilibrio.En otras palabras, para sustituir esas carencias, se toman conductas compulsivas como comer de manera desmedida o tomar bebidas embriagantes.

“Si estás enojado comes,  si estás triste comes; comemos por emoción. Nos preocupamos por el peso sin fijarnos en los hábitos y compulsiones“, aseguró.

  • Apego a los azúcares. La chef  afirmó que en esta época del año estamos muy ligados al azúcar, ya que para nuestros paladares el sabor dulce simboliza el amor, y a su vez, esto da energía y calor para contrarrestar el frío del ambiente.
  • Malas elecciones y decisiones. Aunque para todas las personas existen días buenos y malos,  lo que siempre está latente que no sabemos decir que no, aunque no queramos realmente  comer algo.

“No decimos que no, solamente hasta que ya está afectando la salud“, mencionó.

  • No vivir el presente. No vivimos el momento cuando comemos. Estamos futurizados, al grado de pensar en qué estaremos comiendo más adelante, sin verdaderamente disfrutar lo que en el instante se está ingiriendo.

Aquello que se piensa que se comerá más adelante se sataniza, porque puede ser algo con mucha azúcar o con harina refinada”, indicó

Por tal razón, entre las recomendaciones que nos compartió están:

  • Sánate y sé consciente de qué comes.  El estrés es algo que sin duda nos está matando. La gente en promedio piensa que dieta es un castigo o sufrimiento.

No entendemos que la dieta es el consumo diario que el cuerpo necesita. Se tiene que ir al origen del problema. Diciembre es donde soltamos todo y estamos como caballos desbocados, y la resaca emocional nos pega en enero, y ahí, la alimentación va a ser la consecuencia“, dijo.

“El limitarte no es la solución, se debe ser consciente de cómo se vive, de aprender a decir que no y ser consciente; comer es inevitable, pero tú vas a estar consciente y buscarás compensar aquello que te hace comer demás“, agregó.

  • Evita lo refinado. El comer este tipo de cosas hará que te sientas satisfecho, pero realmente lo que provoca es que el cerebro manda mucha energía al  sistema digestivo para poder llevar a cabo la digestión; de ahí el tan famoso mal del puerco.

En esta época hay que evitar los refinados, es decir, lo blanco como panes y harinas. A lo mejor están los romeritos y te sirves un un plato un poco, pero no te comes la baguette completa con ellos; si te vas luego a comer bacalao, quítale la otra baguette que te ibas a comer”, recomendó.

  • Lleva a cabo buenas decisiones. No es tan fácil porque no se sabe por dónde empezar. Generalmente todos buscamos la fórmula mágica de cómo cuidarse, desde el batido hasta la pastilla.

En mi opinión, en este tiempo dando asesoría, al enfocarme específicamente en la alimentación consciente, he descubierto que comer saludable no lo vemos como un camino, sino que lo vemos como un castigo. Hay que respetar el cuerpo y concientizar su capacidad y la cantidad de comida y bebida que ingerimos”.

  • Tomar agua. Una buena forma de evitar un exceso en la comida o la bebida es optar por vasos de agua, los cuales además de hidratar el cuerpo ayudaran a sentirse satisfecho.

Según los expertos, para limpiar tu organismo de un vaso de refresco, se necesitan 22 vasos de agua”, subrayó.

  • Moverse. Finalmente, ella aconsejó llevar a cabo alguna rutina de ejercicio, dado que es una buena opción para poder liberar estrés, lo que será un gran beneficio para la salud.

 

 

¿Quién es Flor Corona Real?

Chef a cargo de la sección Master Mamis, la comunidad de maternidad de FB más grande en México MAU (mamis are us).

Chef asesor para Clientes Premium de la marca Royal Prestige.

Chef ejecutiva de CORE, taller culinario y boutique.

Coordinadora del Diplomado de Nutrición Saludable

Chef asesor en A.C. Gastromotiva

Capacitador de personal para la marca Smart Fish

 

Te puede interesar:

 

Comentarios