El azul, un color relajante

2 febrero 2018 10:51 am

Todos los colores crean sensaciones y estados de ánimo diferentes, el azul en particular  tiene un efecto calmante en las personas.

Las tonalidades de azul evocan espacios similares al cielo o el mar lo que genera una sensación de tranquilidad. Refleja dedicación, devoción y seriedad. Generalmente lo prefieren las personas organizadas y quienes le dan una denominación divina y mítica.

Combinación perfecta

El azul es junto con el rojo y el amarillo uno de los tres colores primarios, por lo cual se pueden tener varios matices, lo que lo hace  fácil de combinar.

Puede ajustarse al blanco y tonos pasteles o con verdes, rosas y naranjas, en general con las gamas de marrón o para continuar con la armonía que provoca.

“Los azules pueden utilizarse como color principal en una paleta para interiorismo. Sin embargo, se corren riesgos de que sean aburridos o rígidos si saturamos con él”, explica Alejandro Dionicio, arquitecto con especialidad en diseño de interiores.

Un tono de azul atrevido es el añil, porque es un color oscuro, que le da profundidad a los espacios, por lo cual no debe usarse en superficies muy pequeñas, sin embargo puede combinarse con blanco o amarillo para dar la sensación de amplitud.

El azul turquesa es un color de modo que tiende a lucir como verdoso, que se mezcla perfecto con los morados y púrpuras porque hacen un gran contraste entre un tono oscuro y uno cálido.

Foto_Blog del Decorador

¿Dónde se usa el azul?

El azul cobalto ha vuelto en el interiorismo contemporáneo, es muy común encontrarlo combinado con el gris. En la actualidad el azul tiende a la sobriedad, puede usarse para generar acentos y énfasis, en tapices, cojines y otras telas para mobiliario, para recuperar el interiorismo inglés clásico.

Hay que recalcar que en tonos oscuros es poco recomendable para cubrir grandes áreas porque puede crear cansancio.En cambio este es un color ideal para la entrada de la casa, como la recepción, porque brinda la impresión de seguridad y formalidad.

“El azul cobalto ha vuelto en el interiorismo contemporáneo, es muy común encontrarlo combinado con el gris. Sin embargo hasta hace poco el azul era un color chic cuando se utilizaban colores poco saturados, como los pasteles, que combinados con blanco daban lugar a espacios muy iluminados”, menciona el arquitecto.

Y agrega que en la actualidad al azul se le atribuye la sobriedad y para generar acentos en algunos accesorios de la decoración.

“Puede usarse para hacer énfasis en tapices, cojines y otras telas para mobiliario, recuperando el interiorismo inglés clásico. Hay que recalcar que en tonos oscuros es poco recomendable para cubrir grandes áreas”, menciona Dionicio, quien trabaja en Aldea Elefante, diseño de interiores.

Foto_ Hogarmania

El azul en un tono claro puede combinarse con gris para decorar una habitación o un baño con accesorios en blanco. En una estancia el color azul luce muy bien si se acompaña de texturas como madera o vidrio y con accesorios en un color luminoso como el amarillo o blanco. Para inspirarte sigue las creaciones en azul del arquitecto David Collin Studio.

Te puede interesar: Blanco un clásico en la decoración

Comodidad y diseño en un sofá

Comentarios