[VIDEO] Muertes y accidentes de repartidores de comida, sin apoyo de sus empresas

La cobertura de entrega de comida a domicilio por aplicaciones, ha llegado al 90% en la Ciudad de México, cifra que mes con mes va en aumento

El pasado 4 de agosto, un par de mujeres alcoholizadas salieron huyendo de un restaurante de Tlalpan para evadir el pago de $1,500 pesos de consumo.

En su huida atropellaron a una anciana (la cual falleció) y a un ciclista de Uber Eats  que a esa hora realizaba su trabajo habitual.

La empresa informó que el joven fue atendido a través del seguro para viajes con el que cuenta la aplicación; sin embargo, existen repartidores que no corren con la misma suerte.

De acuerdo con el colectivo Ni Un Repartido Menos, sólo en la Ciudad de México se tiene un censo de 160 mil repartidores en bicicleta de alimentos inscritos en plataformas como Uber Eats,Rappi, Sin Delantal, Postmates y recientemente Corner Shop. 

Desde hace cinco años que inició este “boom” de entrega de comida a domicilio por aplicaciones, miles de personas se han afiliado a los llamados “socios móviles” y que al final terminan siendo únicamente prestadores de servicios.

Algunas de las empresas no tienen un compromiso 100% laboral con los repartidores, aprovechándose de los vacíos y cláusulas que las leyes les permiten al momento de ofrecer un empleo.

El colectivo #Niunrepartidormenos ha denunciado que, cuando repartidores se ven involucrados en situaciones de emergencia como accidentes, asaltos y fraudes, no siempre han recibido apoyo por parte de las empresas contratantes, incluso en muchas ocasiones suelen darlos de baja para evitar que los conflictos laborales involucren a las aplicaciones.

“Hasta el momento han perdido la vida tres compañeros repartidores en diversos puntos de la ciudad, y cuando estos percances suceden las empresas no responden en lo absoluto, y ni hablar de cuando tenemos accidentes viales, que nos pasa muy seguido”, nos platica Saúl, integrante del colectivo #Niunrepartidormenos y repartidor de Uber Eats.

De acuerdo con estadísticas proporcionadas a El Big Data, se tiene un registro de 70 a 100 accidentes por semana que sufren repartidores de todas las aplicaciones nada más en la Ciudad de México, que van desde violaciones al Reglamento de Tránsito por parte de los automovilistas, calles y avenidas en mal estado y poca cultura vial al momento de manejar.

“Iba circulando por las calles de Georgia y Pensilvania y una mujer al bajarse abrió la puerta de su vehículo sin precaución alguna y salí disparada, tuve ruptura de cadera, golpes en espinilla y raspones en rodillas, pedí ayuda a emergencias de Uber y nunca llegaron”, nos cuenta Nancy Pérez, repartidora de Uber Eats.

Los “socios” van en aumento, las aplicaciones no tienen un límite para dar de alta a los repartidores, si cumplen con los requisitos mínimos son bienvenidos, estos requisitos van desde llenar una solicitud de empleo, entregar la documentación que acredite la autenticidad de la persona (INE, comprobante de domicilio, etcétera).

Además deben hacer un taller para aprender a manejar la aplicación en cobros, pedidos y emergencias,  algunas empresas piden dejar en garantía una tarjeta de crédito con saldo suficiente en caso de que el repartidor cometa un delito o viole las políticas de reparto.

Sin embargo, las obligaciones de las empresas para los repartidores son pocas, en teoría, les brindan un contrato laboral con las garantías mínimas, que van desde un seguro de cobertura para daños a terceros en caso de choque y lesiones y seguridad social, sin embargo, al ser dados de alta se les cataloga como “socios” de la empresa, lo que los convierte en prestadores de servicios, algo que no está marcado en la ley como una obligación patronal.

Todas las empresas de entrega de comida a domicilio cobran un porcentaje de comisión por cada servicio, siendo estas las siguientes:

Socio en motocicleta: 20%

Socio en vehículo: 15%

Socio en bicicleta: 35%

Socio a pie: 35%

Restaurantes: 30%

Cadenas de restaurantes como ALSEA, han comenzado a declinar por el servicio de estas aplicaciones generando sus propios métodos de entrega a través de nuevas plataformas.

Te puede interesar:

‘Keilanny Boo’, youtuber asesinada, habría extorsionado a diputado

[VIDEO] Familia destroza auto de conductora en Tlalpan y encañonan a su chofer

Víctima de violencia acusa de pedofilia a miembro de banda de punk

TE INTERESA