[VIDEO] Migrantes «torean» autos en CDMX para ganar $1,500 pesos diarios

Arriesgan su integridad física al colocarse en medio del paso a desnivel que conecta la Calzada Zaragoza con el Viaducto Río de la Piedad

Una de las esquinas con mayor afluencia de vendedores en la Ciudad de México es el cruce de la Calzada Ignacio Zaragoza con Viaducto Río de la Piedad; ahí durante años personas han aprovechado los semáforos en rojo para vender diversos productos y limpiar parabrisas.

Desde hace seis meses llegaron a este lugar, un grupo de migrantes centroamericanos pertenecientes de países como Honduras, Guatemala, El Salvador y Haití, que se han adueñado de un paso a desnivel.

Desde temprana hora llegan en familia, con niños pequeños en brazos, caminan en medio de la avenida sin importar el riesgo latente de que sean atropellados, han encontrado así una forma de subsistir, que de acuerdo a vendedores ambulantes, les dejan ganancia de hasta  mil 500 pesos diarios.

“Desde aquí arriba vemos cómo cuentan el dinero, y por lo regular se sacan entre mil y mil 500 pesos, dependiendo el día, incluso hasta se dan el lujo de descansar sábados y domingos”, comentó una vendedora de paletas de hielo que pidió omitir su nombre.

El Big Data llegó a este lugar y efectivamente migrantes se encontraban dentro del túnel, a unas cuadras de la estación del Metro Puebla, ahí adultos y niños se acercan a los automovilistas haciéndoles señas para que les den dinero.

Conforme llegaba el medio día, más personas caminaban entre la estrecha banqueta que tiene esta avenida. En el tiempo que estuvimos documentando esta actividad, pudimos observar que motocicletas pasaban muy cerca, incluso automovilistas se sorprendían de verlos en un lugar prohibido e inusual para los peatones.

“Es un peligro que ellos estén ahí, en ocasiones uno no alcanza a verlos y podrían alcanzar a lastimarlos, creo que al menos no deberían estar en ese luga», dijo un automovilista llamado Carlos.

Por su parte personas que durante años han trabajado en esta cruce, refieren que estos migrantes se han convertido en una competencia desigual, debido a que la facilidad con la que obtienen dinero no se compara a las largas jornadas de trabajo que ellos realizan para llevar el sustento a su familia, el vendedor que más dinero gana al día es de $400 pesos diarios.

“Imagínate yo cargando esto todo el día y en una buena jornada me llego a ganar 400 pesos, y ellos sólo estiran la mano y ganan más del doble”, comentó una vendedora.

A pesar de que la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, en su artículo 25, fracción dos, refiere que está prohibido que toda persona estorbe la vía pública, no han existido acciones para pedirles a estos migrantes que no arriesguen su integridad física.

Te puede interesar: 

FaceApp, la aplicació que te hace viejito, facilita que extraños entren a tu cuenta de bancaria

«Asumiré las consecuencias»: Orta sobre presunta amenaza a reportero

TE INTERESA