[VIDEO] Estos voluntarios reparten cenas que alimentan el alma en hospitales de la CDMX

Voluntarios del colectivo Unidos por una Sonrisa acuden a los hospitales a repartir cenas en forma gratuita y así apoyar a familiares de enfermos

Cada jueves, Roberto, Edgar, Paulina, Lety, Juan Manuel, Nayeli, mamá Rosa y  voluntarios llegan al Hospital General de la Ciudad de México para repartir cenas gratuitas a familiares de enfermos que por falta de recursos o por estar al pendiente de alguna buena noticia, no pueden salir a comprar algo de comer.

Desde hace dos años y medio, el colectivo Unidos por una Sonrisa realiza una noble labor que da a muchos un aliento en el momento más complicado.

Estos jóvenes, con dinero propio, les invitan una cena para demostrarles que no están solos y que siempre hay una luz de esperanza mientras su familiar se recupera.

“Llevo cuatro días aquí, no he podido descansar bien, venimos de Chiapas y nunca había recibido una ayuda de éstas, ya tenía hambre; hoy fue un día complicado y no habíamos podido salir a comer algo, esto es realmente sorprendente”, manifestó el señor Mauricio.

Cada semana el menú cambia, algunos días son tortas, otros días un guisado, cuernitos con jamón, pero siempre acompañado de un café o jugo con pan dulce.

La cena es 100% casera, elaborada por mamá Rosa, quien, con el poco dinero que recolecta el colectivo, es la encargada de preparar los alimentos.

“Tenemos ya mucho tiempo viniendo todos los jueves a entregar cenas, nos dan permiso de llegar a la sala de espera y ahí les decimos que salgan al estacionamiento de urgencias para que cenen algo, hay muchas personas que llevan horas sin probar alimento narró Roberto Plasencia, voluntario en Unidos por una Sonrisa

Sin embargo, estas cenas no son del todo gratis, tienen un pequeño costo:

“El precio es que nos regalen una sonrisa, la intención también es que se olviden un poco del mal sabor de boca que significa cuidar a su familiar, con incomodidades, pasando frío y hambre, así que tratamos de alegrarles la noche” señaló Edgar David Andrade, voluntario en Unidos por una Sonrisa.

El Hospital General recibe a pacientes de toda la república, por lo que muchos familiares que se quedan a cuidar a sus enfermos no cuentan con los recursos para hospedaje y comida, muchas veces gastan más en medicamentos y estudios, así que no les queda de otra que dormir a la intemperie.

Posted by Unidos Por Una Sonrisa on Tuesday, July 16, 2019

Te puede interesar:

Sacerdote rescata a perritos callejeros y en plena misa los pone en adopción

¿Dónde comer chiles en nogada en la CDMX 2019?

Paramédicos de Cruz Roja, al filo del peligro por inseguridad

TE INTERESA