¡Bomberos por un día! Los vulcanos abren sus puertas a los niños este verano

En esta temporada de verano, los bomberos llegan a recibir hasta 400 niños diarios en la estación La viga, una de las más grandes de la Ciudad de México.

Los niños que sueñan con ser bomberos hoy pueden hacerlo realidad. El Heroico Cuerpo de Bomberos abre sus puertas este verano para que los pequeños puedan vivir en carne propia la emocionante labor de esta profesión.

La estación de emergencias La Viga, a un costado del mercado Sonora, es el lugar donde reciben a cientos de niños para concientizarlos con los métodos de prevención de incendios y quemaduras en casa, uno de los lugares más peligrosos para los niños en periodo de vacaciones, de acuerdo con datos del Consejo Ciudadano.

niños bomberos, bomberos cdxm, curso de verano

“Estoy muy emocionando, nunca había visto a un bombero tan cerca, aunque sé que es peligroso sí me gustaría apagar incendios de grande”, señaló Estaban, niño que visita la estación de bomberos.

El recorrido consta de cuatro etapas, iniciando con la presentación de las unidades de emergencias con las que cuentan los bomberos de la Ciudad de México: tanquetas, escaleras y unidades de rescate y derrame de líquidos, son los vehículos que más llaman la atención de los pequeños.

Después, se les enseñan los cuatro tipos de trajes especiales: para combate de incendios forestales, derrame de líquidos, protección para enjambres de abejas y rescate acuático.

De ahí los dormitorios y zonas de guardia termina siendo uno de los preferidos para los pequeños, incluso utilizar el famoso tubo de emergencia para sentir la adrenalina de acudir a un incendio.

“Aquí recibimos a todo tipo de niños que vengan de escuelas privadas, de escuelas públicas, de estancias infantiles a todos aquellos que quieran venir, incluso en esta temporada recibimos a casi 400 niños diarios”, indicó el bombero Aarón Juárez.

Los elementos que se encargan de recibir, capacitar y enseñar a los pequeños que los visitan, les tienen preparadas diversas dinámicas como enrollar en menor tiempo posible una manguera, colocarse un traje de bombero y deslizarse por los tubos de emergencia que hay en la estación.

“Es importante que los pequeños conozcan la verdadera labor de un bombero, necesitan ellos comenzar a hacer conciencia de que cuando vean equipos de emergencia puedan ayudarlos a realizar su trabajo, desde no estorbar hasta saber como actuar en caso de un incendio”, dijo  Anabel, profesora de curso de verano.

Una de las zonas que más impacta entre los pequeños, es un mural con todos los nombres de los bomberos caídos en su deber, ellos aprovechan para preguntar en dónde y cómo fallecieron y las historias de cada uno los tiene atentos a la platica de los instructores.

Los niños se retiran no sólo con haber pasado un excelente día, sino que también le darán valor a las personas que arriesgan su vida en una emergencia.

TE INTERESA