10 recomendaciones para evitar el pie diabético

7 noviembre 2017 3:43 pm

Una de las complicaciones que se pueden presentar en personas enfermas de diabetes es el pie diabético, el cual consiste en la alteración de los vasos sanguíneos y los nervios de los pies por la falta de control y el tiempo de evolución de la enfermedad, que de no atenderse desencadena mayores complicaciones como la amputación.

Al respecto, el doctor Edgar Álvarez Trejo, experto en el manejo avanzado de heridas del Instituto para el Desarrollo Integral de la Salud (IDISA) dijo que  “estas complicaciones graves, en principio, pueden prevenirse manteniendo bajo control los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) mediante dieta, ejercicio y fármacos prescritos por un médico, así como una serie de cuidados de parte del propio paciente”.

Es por eso que aquí te dejamos 10 recomendaciones para la prevención de este problema de salud.

Leer más: México en emergencia epidemiológica por diabetes

Álvarez Trejo comparte 10 puntos clave en el cuidado y prevención del pie diabético:

  1. Revise a diario sus pies. Observe cuidadosamente, que no haya heridas, ampollas, enrojecimiento, hinchazón o problemas de uñas. Utilice un espejo de mano, mejor si es con aumento, para revisar la planta de sus pies.
  2. Lave a diario sus pies en agua tibia, ¡nunca caliente!. Utilice esponja o una toalla suave. Séquelos pero sin frotarlos, deje que la toalla absorba el agua.
  3. Utilice crema hidratante para sus pies, ya que le ayudará a evitar que la piel seca le cause escozor o que se agriete. Pero, evite la crema humectante entre los dedos ya que esta humectación podría causarle una infección por hongos.
  4. Corte con cuidado sus uñas. En forma recta y elimine las esquinas. No las recorte demasiado ya que eso podría causar que la uña se encarne.
  5. Nunca se corte, talle o lime los callos ni callosidades. No realice “cortes de cuarto de baño”, ni use almohadillas medicadas. Mejor consulte a su podiatra o podólogo regularmente. Hágase revisar los pies por un médico especialista en pie y tobillo.
  6. Use medias o calcetines limpios y secos. Cámbielos diariamente. Evite los calcetines o medias con elásticos apretados, pues reducen la circulación. Tampoco  use medias o calcetines gruesos o abultados ya que no ajustan y pueden irritar su piel.
  7. Antes de ponerse los zapatos, sacúdalos y revíselos por dentro. Ya que es frecuente  que el paciente no sienta una piedra u objeto en el zapato.
  8. Mantenga los pies secos y abrigados, especialmente en invierno. No deje que se le mojen en época de lluvia. Si durante la noche se le enfrían, use medias o calcetines, jamás almohadillas eléctricas o bolsas de agua caliente.
  9. Nunca camine descalzo. Podría pisar algo que lo lastime o corte.
  10. No fume. Fumar reduce significativamente la circulación de la sangre a los pies.

Las personas deben “estar siempre muy atentas a cualquier rasguño, callosidad, úlcera, golpe o cambio de color, y acudir de inmediato a revisión profesional”, agregó el profesional.

“cualquier herida, por mínima que parezca, rápida y fácilmente se puede infectar y en poco tiempo poner en riesgo de amputación la extremidad del paciente y hasta peligrar su vida”.

 

Te puede interesar:

Ladrón de joyería en Santa Fe abandonó su ropa al escapar

Exigen justicia para joven violada y su novio muerto a manos de policías de Chimalhuacán

 

Comentarios