Barras protectoras de peatones y ciclistas en trailers, un pendiente del Reglamento de Tránsito

9 diciembre 2015 1:07 pm

El nuevo Reglamento de Tránsito del Distrito Federal establece que los transportes de carga deberán portar barras protectoras laterales para ciclistas y peatones; sin embargo, a escasos 6 días de que el nuevo ordenamiento entre en vigor, no queda claro si la industria de transporte de carga cumplirá con la medida, pues argumenta que se les dio poco tiempo para ello.

El artículo 40, fracción V, inciso c, establece que los vehículos de transporte de carga tendrán que contar con “salvaguardas laterales de acuerdo con el anexo (5) correspondiente de este ordenamiento”.

Dicho anexo señala que la salvaguarda se instalará en vehículos pesados de más de 3.5 toneladas, exceptuando a camiones de bomberos, barredoras y tráileres tipo nodriza.

Este dispositivo debe cubrir el espacio entre la parte inferior de la plataforma del vehículo y la superficie de rodadura”, detalla el anexo, además según lo establecido en dicho anexo la protección tendrá que soportar un impacto con una fuerza de 200 kilógramos.

Quien no cumpla con la medida será acreedor a una multa equivalente de 10 a 20 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México, es decir pagaría de 699.5 pesos a mil 399 pesos.

Incidentes de tránsito

En 2013 los transportes de carga pesada se ubicaron en el tercer lugar del listado de vehículos involucrados en incidentes de tránsito en el Distrito Federal con 875 hechos, según datos del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra).

Cabe recordar, que la segunda víctima mortal de Ecobici murió en un incidente de tránsito en Polanco, debido a que cayó debajo de las llantas de un camión de carga.

Mientras que tan sólo en noviembre de este año, se registraron en el Distrito Federal dos hechos de tránsito en los que se involucraron dos tráilers, lo que dejó como saldo dos ciclistas muertos.

El primer incidente vial ocurrió el pasado 28 de noviembre, en anillo Periférico a la altura de Canal de Chalco en la colonia Parque Ecológico Xochimilco, mientras que el segundo incidente vial, ocurrió en Periférico Oriente y Avenida Canal de Tezontle en la colonia Agrícola Oriental.

Asimismo, datos de Conapra de 2013 señalan que en la Ciudad de México circularon 71 mil 106 vehículo de carga.

Medida difícil de cumplirse en el corto plazo

Salvador Saavedra, tesorero del Sector de la Industria Automotriz de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), señala que los cuatro meses que se dieron como plazo para que los transportistas colocaran las barras de protección en sus vehículos, fueron insuficientes.

Hay empresas que tienen 10 mil remolques si quieres que en un mes se les instale no hay forma humanamente posible de hacerlo. Una etapa realista es dos a tres años, de hecho así ha pasado en los países en los que se ha implementado, de lo contrario no hay dinero que alcance, por un lado, no hay producción suficiente para hacerlas (las barras protectoras)”, fundamenta.

Otro de los problemas para la implementación de las barras, según Saavedra, es que se pretende seguir el modelo implementado en la ciudad de Nueva York; no obstante que en los 58 países donde los transportes de carga cuentan con barras protectoras se sigue la regulación R73 que establece la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para seguridad de los vehículos.

Lo más simple es que México acepte esa regulación y si la adopta ya hay material que existe en el mundo que de principio se puede traer al país para empezar a producir rápidamente o traer la tecnología”, dice.

Resalta que la regulación de la ONU inició en 1988  y el primer país en adoptarla fue Francia. “Lo adoptaron países donde  hay muchos ciclistas y mucho tránsito de vehículos pesados en la ciudad, entonces hay muchas calles donde conviven los dos”, ejemplifica.

De acuerdo con Salvador Saavedra lo más sencillo es que exista una norma mexicana, por ello, cuenta ya se elabora en el Comité de Autopartes del Instituto Mexicano de Normalización y Certificación.

En consecuencia, quien coloque una barra protectora podrá certificarla en el Instituto, por lo que habría mayor seguridad de que las barras protectoras estén bien colocadas; sin embargo, para que la norma mexicana esté lista habrá que esperar al segundo semestre del 2015, dice Saavedra.

Ya está propuesta para integrarse en el Programa Nacional de Normalización y el programa se publicará entre marzo o abril, entre tanto ya estamos elaborándola (la norma) para que al publicarse el programa inmediatamente se mande a lo que se llama consulta pública”, abunda.

El Programa Nacional de Normalización es el instrumento donde se inscriben los proyectos de norma que se quiere elaborar en las diferentes dependencias del Gobierno Federal, explica.

Además, Saavedra subraya que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) hizo un trabajo “tremendamente mal” para promocionar el nuevo Reglamento de Tránsito entre los transportistas de carga.

Respecto a las multas sugiere que el GDF llegue a un acuerdo con las empresas transportistas para establecer un proceso lógico para que se pueda cumplir con lo establecido en el artículo 40.

Por otra parte, expone que en la capital transitan alrededor de 50 mil transportes de carga que requerirán la instalación de las barras protectoras, pero en el país hay en promedio de 800 mil transportes de ese tipo, por lo que es necesario, sugiere, que a largo plazo en todo México se haga obligatorio la implementación de dichos mecanismos de seguridad.

A pesar de ello, en México ya hay ejemplos de empresas que cumplen con la medida establecida en el nuevo Reglamento de Tránsito y Salvador Saavedra pone como ejemplos a Grupo Bimbo, Estafeta, Grupo Modelo y Cervecería Cuauhtémoc.

Posible diferendo

El tesorero en la industria automotriz de Canacintra resalta que en el tema de la obligatoriedad de las salvaguardas laterales puede existir un diferendo legal de atribuciones entre el Gobierno local y el federal.

Quien le da permiso a los transportistas con placa federal de transitar es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ellos son los que dan la concesión a todos los que tienen placa federal y son en teoría, a los que tienen que declararle los transportistas que cumplen con toda las regulaciones para poder transitar.

Si un estado quiere poner regulaciones de más, entra un diferendo entre las autoridades de quien tiene razón y lo típico es que acaba ganando el Gobierno federal”, detalla.

Un avance la inclusión en el RTDF de las barras protectoras

Areli Carreón, coordinadora de Políticas Públicas de Bicitekas y quien formó parte de la Comisión de las organizaciones sociales que revisó “artículo por artículo” el Reglamento de Tránsito del Distrito Federal, reconoció que la Secretaría de Movilidad (Semovi) dejó pendiente el tema de las salvaguardas.

Además, Carreón expuso que la Coalición Visión Cero está considerando que para la implementación de las barras laterales sería más sencillo tomar en cuenta una normativa internacional y no la que impulsaron en un principio, la cual se implementa en Nueva York.

Por otra parte, dijo que la implementación de las barras de protección para peatones y ciclistas tendría que trabajarse en el ámbito federal, pues los transportes de carga no se rigen bajo la normativa local.

No tenemos duda alguna de la pertinencia de pedir e instalar este tipo de salvaguardas para peatones y ciclistas, lo que quizá tenemos que mejorar es el cómo hacerlo más sencillo de implementar con una normativa menos específica y más ampliamente aceptada, que sea más sencilla de implementar”, concluyó Areli Carreón.

El Big Data Mx buscó a Laura Ballesteros, titular del Nuevo Modelo de Movilidad de la Semovi, para consultarla sobre el tema, pero hasta la publicación de este trabajo la entrevista no se concretó.

De igual forma se buscó a los presidentes de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) y de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), Rogelio Montemayor y Leonardo Gómez, respectivamente, pero hasta el momento las entrevistas no se concedieron.

Comentarios