¿Tienes un dolor en la espalda baja que te impide caminar o agacharte normalmente? Podrías padecer lumbalgia, una enfermedad que ha tenido un considerable aumento debido a las prolongadas horas de home office, a consecuencia del confinamiento por Covid-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la lumbalgia es una de las principales causas de ausentismo laboral y la ubica como uno de los trastornos musculoesqueléticos más frecuentes, con una prevalencia de 568 millones de personas en el mundo y causante de discapacidad en más de 160 países.

El confinamiento decretado en marzo de 2020 provocó que aquellos mexicanos acostumbrados a un ritmo cotidiano de salir a trabajar, caminar, tomar el transporte público y demás se quedaron en casa pasando una gran parte del día sentados frente a la computadora.

Esto les originó problemas en la espalda, el cuello, los brazos, las manos, las muñecas, las piernas y los pies.

"La situación de aislamiento, sedentarismo, ansiedad y trabajo en casa afectaron el estado físico y emocional de las personas. El cierre de gimnasios, trabajo en casa y actividades de ocio sedentarias como son los juegos de mesa, videojuegos o ver películas en casa, impusieron el pasar muchas horas sentados de manera incorrecta frente a una pantalla de televisión, computadora o teléfono que generó un aumento preocupante de afecciones musculoesqueléticas, entre ellas, la más común la lumbalgia", señaló el doctor Felipe Gómez García, Médico especializado en Ortopedia y Traumatología.

La lumbalgia es un dolor en la parte baja de la espalda que puede afectar las partes óseas (vértebras) y a las bandas (músculos, tendones, ligamentos e incluso estructuras nerviosas) que se encuentran alrededor o cruzan por las vértebras.

Puede presentarse en forma aguda (menos de 6 semanas); subaguda (entre 6 y 3 meses) o crónica (más de 3 meses) y aparece cuando nos mantenemos en mala postura por más de ocho horas. La mala postura también provoca otras afecciones como tendinitis, contracturas en el cuello, dolores en la espalda, ligamentos, músculos y huesos; llegando a causar como efecto complementario, alteraciones neurológicas por compresiones de las terminaciones nerviosas, alterando la sensibilidad y la capacidad de fuerza de los movimientos de la persona afectada.

Gómez García estimó que aproximadamente 80% de las personas presentará lumbalgia al menos una vez en la vida. La ocurrencia de lumbalgia (primer episodio o reincidencia) subió a un 36% por año con una prevalencia en hasta 80% de la población como efecto de los defectos posturales y movimientos bruscos, siendo su máxima prevalencia entre los 40 y 60 años.


Te sugerimos: Escuelas deberán facilitar productos de higiene menstrual; diputados aprueban reforma


Recomendaciones para evitar la aparición de lumbalgias en el hogar

Felipe Gómez Ballesteros, especialista en Medicina del Deporte por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), explicó que una lumbalgia simple originada por una postura incorrecta agravada por sobrepeso, obesidad u obesidad mórbida y sedentarismo, puede mejorar con medidas que se deben implementar de inmediato.

1.     Las personas que hacen home office deben caminar entre 10 y 15 minutos todos los días y realizar ejercicios de estiramiento para evitar el aumento de peso.

2.     Es importante tomar varios descansos a lo largo del día.

3.     No ingerir comida chatarra y restringir los carbohidratos. Hay que comer porciones de verdura o fruta con una dieta balanceada que incluya carne roja, pescado y pollo.

4.     Reducir la ingesta de alcohol y evitar fumar.

5.     No automedicarse, ya que se puede enmascarar los signos y síntomas de un padecimiento grave. Por ello es importante acudir tempranamente con los especialistas en dolor para recibir el tratamiento adecuado.

6.     Adecuar un espacio de trabajo con una silla y escritorio o mesa que nos permita tener una posición correcta y con condiciones ambientales idóneas como iluminación o ventilación.

Alan Barrell, director Médico de Productos Farmacéuticos Chinoin®, mencionó que complementario a las medidas en favor de una adecuada higiene postural para la prevención de la lumbalgia, es necesario tener presente acudir con su médico oportunamente ante las molestias generadas por el trabajo remoto desde casa para poder así evitar consecuencias mayores a largo plazo.

Neuralin®, Neuralin Relief®, Mydocalm-A® son algunos medicamentos para el control del dolor en sí, el relajamiento muscular sin sedación o inclusive el fortalecimiento de los trayectos de impulsos nerviosos, pero es el profesional de la salud quien sabrá cuál indicar.

 "Si usted padece de dolores en la parte baja de la espalda le invitamos a acudir con el médico de su confianza, para que evalúe la estabilidad de su columna y el grado de tensión o contractura de sus músculos y prescriba aquellos medicamentos que le libren de la molestia y le permitan incrementar su calidad de vida para poder seguir enfrentando las condiciones que actualmente vivimos" indicó Barrell.

Temas: