[OPINIÓN] Un presidente mentiroso

Desde que López Obrador llegó a la presidencia de la República se ha dedicado e a mentirle con descaro a la ciudadanía.

El titular del ejecutivo federal afirmó en la semana, que en su Gobierno "ya quedó muy claro que no se permite la corrupción" y que "hay una gran diferencia de ahora a antes, porque antes se cometían delitos y no había castigo, había impunidad".

La verdad es que en México 92 de cada 100 delitos se quedan sin castigo, pero en el caso de la familia del presidente el porcentaje sube a un 100% de impunidad, ahí está Pío, Felipa y ahora Martín, todos Obrador, quienes a pesar de que se ha documentado sus delitos, la justicia no los alcanza y al contrario, el presidente se convierte en el máximo juzgador y en automático, desde la mañanera, los exonera.

El presidente miente al decir que en México ya se castiga al corrupto, al contrario, al corrupto se le protege desde el ejecutivo federal, al final todo queda en familia.

Además se atreve a decir: "Ya no hay masacres en el país"; sin embargo, la realidad es que esa afirmación, emitida el 05 de julio pasado, ofende y revictimiza a los miles de víctimas en el país.

Del 1 de diciembre de 2018 a mayo de este año, se tienen registradas 86 mil 370 víctimas de homicidio doloso.

Únicamente en lo que va de julio llevamos 839 muertes ¡Solamente en julio! De seguir la tendencia este mes podría pasar a la historia como el más violento de México y no se deben olvidar las masacres en Zacatecas, Tamaulipas, Tabasco y Guanajuato cometidas -lamentablemente- en semanas anteriores.

Y como siempre es un clásico que mienta sobre los precios de la gasolina, la luz y el gas, cito textual al presidente"Hice el compromiso de que no iba a aumentar el precio de las gasolinas, del diésel, de la luz, del gas y lo he logrado cumplir".

Sin embargo, la realidad es que todos los que compramos gasolina, gas y pagamos la luz, sabemos que esto es mentira, basta con comprar gas o ir a echar gasolina.

Como todos los lunes, desde las contramañaneras que estaré realizando en el Senado de la República continuaremos exigiendo que haga su trabajo. La naturaleza de la división de poderes es ser un contrapeso, no simples aplaudidores y espectadores. Urge que este Gobierno deje de mentir.