[OPINIÓN] Retos legislativos en el Congreso de la Ciudad de México

Este 1 de septiembre de 2021 iniciaron los trabajos de la segunda legislatura del Congreso de la Ciudad de México y con ello, se da comienzo a un período legislativo, cuyo objetivo principal será resolver los pendientes que exige la ciudadanía capitalina, la cual, históricamente se ha caracterizado por ser liberal, de izquierda e impulsora de leyes de vanguardia que buscan el respeto y la extensión de derechos de todas las personas y grupos, y en especial, de las minorías con quienes aún se tiene una deuda histórica.

La responsabilidad que tenemos quienes fuimos electos y electas el pasado 6 de junio sigue siendo trascendental, pues después de la elección del primero de julio de 2018, una gran mayoría a nivel nacional y a nivel local se decidió por el movimiento de transformación de la vida pública.

Ante la ciudadanía que depositó su confianza en las y los legisladores de Morena y a quienes optaron por otra opción en 2018 y ahora en 2021, tenemos la responsabilidad de legislar con honestidad y, para todas y todos.

Las y los legisladores que estamos del lado de la izquierda transformadora y que formamos parte de la primera legislatura en el Congreso de la Ciudad de México en el período 2018-2021, logramos importantes avances con la aprobación de nuevas leyes y reformas, bajo el principio de "legislar en favor de la ciudadanía".

En los últimos tres años, a iniciativa de nuestro movimiento, logramos importantes avances en materia de participación ciudadana, derechos humanos, combate a la corrupción, seguridad ciudadana, economía, desarrollo social, entre otros.

Por citar algunos ejemplos, hoy en día ya son una realidad y forman parte de nuestra vida cotidiana:

?      La Ley de Austeridad, Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos de la Ciudad de México.

?      La Ley de Evaluación de la Ciudad de México.

?      La Ley de Espacios Culturales Independientes de la Ciudad de México.

?      La Ley del Sistema Local Anticorrupción.

?      La Ley de Reconocimiento de las Personas Adultas Mayores.

?      La Ley de Comedores Sociales de la Ciudad de México.

?      La Ley de Derechos de los Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes en la Ciudad de México.

En mi caso particular, como presidente de la Comisión de Participación Ciudadana en la primera Legislatura del Congreso de la Ciudad de México, enfoqué gran parte de mi trabajo en construir una nueva Ley de Participación Ciudadana, con el fin de responder a las necesidades de una ciudadanía cada vez más interesada, informada y crítica de los asuntos públicos.

En agosto de 2019 se logró la aprobación y publicación de la nueva Ley de Participación Ciudadana de la Ciudad de México, estableciendo 20 mecanismos de participación y cuyo fin es garantizar, atender, consultar, incluir, proteger y respetar la participación establecida en la Constitución Política de la Ciudad de México y en distintas leyes de la ciudad.

De estos 20 mecanismos, 6 son de democracia directa, 6 son referentes a la democracia participativa y los 8 restantes son de gestión, evaluación y control de la función pública.

A dos años de la implementación de estas normas, aún faltan diversas tareas por realizar para que la participación ciudadana sea concebida como un espacio de diálogo entre gobierno y ciudadanía.

En la medida en que se permita y se facilite la intervención y el compromiso de ambas partes en los procesos legislativos y en la toma de decisiones gubernamentales, estaremos cumpliendo este objetivo, pues soy un convencido de que ¡Sin participación, no hay transformación!

 

**Diputado Electo de Morena en la II Legislatura del Congreso de la Ciudad de México