Por conectividad de aerolíneas y pasajeros, Aeroméxico descarta operar en Santa Lucía

Representaría un "impacto comercial", aseguró Juan Carlos Curzio, director de Seguridad Aérea de la aerolínea mexicana.

Debido a las complicaciones que representan los vuelos de conexión entre dos terminales aéreas, el Grupo Aeroméxico descartó por el momento operar en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Este tipo de operaciones segregadas representarían un "impacto comercial", aseguró Juan Carlos Curzio, director de Seguridad Aérea de la aerolínea mexicana.


Te sugerimos: Aerolíneas no deben cobrarte por equipaje de mano; Profeco advierte sanciones por esta práctica


"Texcoco daba la oportunidad de un aeropuerto único para servir a la Ciudad de México y garantizaba la conectividad en un sólo aeropuerto", indicó en conferencia de prensa sobre el Encuentro en Seguridad Aérea organizado por el Colegio de Pilotos Aviadores de México.

Descartó además que la negativa de utilizar la terminal de Santa Lucía se deba a cuestiones técnicas o de seguridad operacional, sino por lo complicado que sería para los pasajeros y las aerolíneas hacer vuelos de conexión.

Hasta el momento, dos aerolíneas mexicanas han aceptado operar en el Aeropuerto Felipe Ángeles cuando esté terminado: Viva Aerobús y Volaris.


Te sugerimos: Acepta Volaris operar en el aeropuerto Felipe Ángeles


En la conferencia de prensa participó también Heriberto Salazar, presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México, quien señaló que el Gobierno federal aún no resuelve ciertas dudas del gremio como el control de las aves entre el Lago de Zumpango y el Lago de Texcoco, señalamientos y luces cuando haya baja visibilidad.

"Llevamos tres meses solicitando estos documentos y no los recibimos. Son muchos documentos que tienen que estar listos, ensayados y practicados, como un plan de emergencia y no nos han invitado a participar", detalló Salazar.

Al destacar la seguridad del AIFA, dijo que antes ya se hacían entre 10 o 15 operaciones militares al día entre el AICM y la Base de Santa Lucía, aunque aún hace falta conocer qué capacidad, en cuanto al número de aterrizajes y despegues tendrá una vez que entre en operación.

 

ARM