Huracán ´Sally´ entra con fuerza a EEUU y deja inundaciones en Alabama

Sally avanza hacia Florida y Georgia en donde se pronosticó que dejará inundaciones y fuertes tormentas

El huracán Sally tocó tierra en las costas de Alabama como categoría dos, con fuertes vientos sostenidos de hasta 165 kilómetros por hora y marejadas ciclónicas que han provocado inundaciones súbitas en esta región del sur de Estados Unidos.

Sally tocó tierra hacia las 6 de la mañana en las costas norte del Golfo de México luego de haber fortalecido sus vientos con los que ha arrancado árboles y algunos elementos de edificios ubicados en las costas.


Te sugerimos: [VIDEOS] Así impactó el poderoso huracán ´Laura´ en EU


A su paso, el huracán Sally ha dejado mas de medio millón de personas sin servicio de energía eléctrica en Alabama, Florida y Mississippi, de acuerdo con un conteo de medios locales.

En tanto, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos alertó que a su paso, Sally provocará "inundaciones repentinas y catastróficas", por lo que pidió a la población estar atenta al desarrollo del meteoro para mantenerse a salvo.

La alerta de inundaciones se estableció para la franja que va de Tallahasse, capital de Florida, hasta la bahía de Mobile, en Alabama.

Hasta el momento, las autoridades en Estados Unidos no han informado sobre víctimas mortales por el paso del huracán Sally, el cual sigue su paso por el sureste del país.

De acuerdo con los pronósticos, Sally se dirigirá hacia el extremo norte de Florida todavía como huracán, en tanto que para el jueves se prevé que se degrade a tormenta tropical en la zona central de Georgia y continuará como depresión hacia las Carolinas.

Sally avanza ahora en dirección noreste a 6 kilómetros por hora y se espera un leve desvío hacia el noreste a una velocidad un poco mayor en las próximas horas.

El centro de Sally cruzará el sureste de Alabama y el extremo noroccidental de Florida todavía como huracán y el jueves pasará degradado a tormenta tropical sobre la parte central de Georgia para terminar como depresión en la costa de las Carolinas.