Gracias a AMPARO, técnica del CRUM logra permiso para protegerse del Covid

Pamela sufre hipertensión y por su trabajo es altamente vulnerable a contraer Covid-19.

Lo que le negó el Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) de la Secretaría de Salud local (Sedesa), se lo otorgó un amparo.

Y es que Pamela, una Técnico en Urgencias Médicas (TUM) que trabaja en el CRUM de Sedesa, a quien se le modificó su nombre y testimonio que publicó El Big Data el 22 de junio, finalmente obtuvo, gracias al amparo 649/2020, el permiso para resguardarse en casa ya que padece hipertensión desde hace cuatro años, lo que la hace vulnerable al Covid-19.

Esto porque a pesar de su enfermedad, José Carlos Guerrero Ascencio, director ejecutivo de Urgencias y Atención Prehospitalaria de la Sedesa, quien autoriza los permisos en el CRUM, le había negado la solicitud que presentó la trabajadora desde el pasado 1 de junio.


Te sugerimos: Sedesa niega permisos a servidores vulnerables; uno murió por Covid-19


Por lo que ante la negativa a explicarle el porqué no se le autorizó quedarse en casa aunque presenta una enfermedad que la hace vulnerable al Covid-19, como lo estipula un acuerdo publicado por el Gobierno capitalino del pasado 19 de marzo, Pamela recurrió a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX)

En esa instancia interpuso la queja 20/3470, pero el CRUM de Sedesa le siguió negando la posibilidad de que se pudiera ir a casa.

Cabe recordar que el pasado 22 de junio El Big Data dio a conocer que a tres TUM´s del CRUM de Sedesa, dependencia que hace traslados interhospitalarios de pacientes Covid-19, no se les otorgó un permiso para resguardarse en casa pese a padecer enfermedades como diabétes, hipertensión y asma. Entre ellos el caso de Pamela y el del TUM Sergio Arturo Mendoza Romero quien finalmente murió por coronavirus.

Así que la trabajadora del Centro Regulador de Urgencias Médicas promovió el amparo 649/2020 ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Trabajo en la Ciudad de México y finalmente el 28 de julio el CRUM le permitió irse a casa.


Te sugerimos: [PARTE 2] Servidores que piden permiso Covid-19 no quieren trabajar: Sedesa


"Cuando llegué a mi turno el martes(28 de julio) me habló la doctora Estrella Albarrán (Jefa de Unidad Departamental (JUD) de Organización de la Atención de Urgencias de la Sedesa) y me dijo que me tenía que retirar porque me autorizaron mi incidencia. Como fue una orden judicial ya no pudieron hacer nada", comentó en entrevista.

Por lo que ahora Pamela se presentará a trabajar una vez que se levante la emergencia sanitaria por coronavirus Covid-19.

En su momento, José Carlos Guerrero Ascencio, director ejecutivo de Urgencias y Atención Prehospitalaria de la Sedesa, quien fue entrevistado por esta casa editorial para el reportaje publicado el 22 de junio, argumentó que dichos trabajadores del CRUM "lo que realmente quieren es no trabajar".

A decir de Pamela tuvo que luchar para que se le permitiera gozar de un derecho que fue otorgado por la jefa de Gobierno desde el 19 de marzo, al inicio de la emergencia por Covid-19, para que los funcionarios que padecen una comorbilidad pudieran retirarse a casa y con ello evitar un posible contagio por coronavirus.


Te sugerimos: Sedesa en la mira de Sheinbaum por negar permisos a trabajadores del CRUM


Por ello a más de un mes de que solicitó su permiso, Pamela considera que sólo interponiendo un amparo fue como pudo recibir una respuesta a su exigencia.

"Yo me quise ir por la línea recta de llevar mi certificado médico. Pero tuve que recurrir a otro medio y como ahora es una orden judicial pues ahora sí ya no pueden hacer nada", argumentó.

Ahora la Técnico en Urgencias Médicas (TUM) del CRUM tendrá el 28 de agosto de 2020 una primera audiencia por el amparo que promovió en contra de la Secretaría de Salud local (Sedesa).