Alcalde español pide repatriar los restos de Hernán Cortés

Ante el temor de que se profane en México la tumba del conquistador, Valentín Pozo solicitó comenzar con las negociaciones.

El tema de la conquista aún sigue generando polémica entre España y México, por la postura de diferentes autoridades.

Ahora fue el alcalde de Medellín, municipio de la provincia de Badajoz, Valentín Pozo, quien pidió considerar la posibilidad de repatriar los restos de Hernán Cortés a la nación ibérica.


Te sugerimos: José María Aznar se mofa de AMLO y rechaza disculparse con México por la conquista


El político externó su preocupación ante lo que llamó "la deriva antiespañola" que se vive en México y donde, advirtió, podrían profanar los restos del conquistador.

Por ello, envió una carta a la embajadora de México en España, María Carmen Oñate Muñoz, con motivo del Día de la Hispanidad, este 12 de octubre, donde lamentó las "muy desalentadoras" noticias que llegan desde México en relación al tema de la conquista.

Sin embargo, lamentó que haya una corriente de pensamiento que, dijo, "está tratando de reescribir la historia respecto del proceso colonizador emprendido por la Corona de Castillo", algo que, dijo, "carece totalmente de sentido".


Te sugerimos: Juez ORDENA al Gobierno VACUNAR contra el COVID a todos los MENORES de 18 años


Los medios españoles, citaron a Pozo, quién habría llamado a aproximarse a este pasaje de la Historia de manera "objetiva, dejando atrás los intereses partidistas". El objetivo, señaló, debería ser "aprender de nuestro pasado" en aras de "construir un futuro de paz y concordia entre los pueblos que en su día conformaron uno de los imperios más extensos y diversos del mundo".  

Ante el aumento de tensión, Pozo sugirió que los restos de Cortés, nacido en Medellín en 1484 o 1485, están en peligro, y aunque recordó el deseo del navegante de que sus restos sigan descansando en América, solicitó un acuerdo para "su repatriación al pueblo que lo vio nacer".

Hernán Cortés falleció en 1547, en Castilleja de la Cuesta, en Sevilla, y pidió expresamente que sus restos fueran llevados a México, y su cuerpo fue trasladado a la iglesia de San Francisco de Texcoco. Desde el 9 de julio de 1947, permanece en la iglesia Jesús de Nazareno, adjunta al Hospital de Jesús, en la alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México.

 

ARM