[VIDEO] ¿Una gata astronauta? Félicette la minina que viajó al espacio

12 noviembre 2017 1:50 pm

¿Una gata astronauta?. En la historia de los viajes al espacio todos recuerdan a Laika, la perrita que los rusos pusieron en órbita en 1957 ; sin embargo, muy pocos recuerdan a la gatita Félicette, lanzada al espacio por Francia el 18 de octubre de 1963.

Nunca antes un minino había llevado a cabo una misión semejante; y por el momento, ningún gato lo ha vuelto a hacer. Lamentablemente Félicette no goza del aura y el reconocimiento que a nivel mundial tiene laika.  

Cabe destacar que en la carrera por llegar al espacio, enmarcada en la Guerra Fría, elegir gatos para que emprender un viaje al espacio era bastante extraño ya que estos no presentaban las similitudes fisiológicas con los humanos que tienen los simios y comparados con los perros los mininos no son muy buenos que digamos a la hora de acatar órdenes.

Aunque otros países no entendían muy bien por qué Francia decidió mandar gatos al espacio, los galos seleccionaron 14 felinos como candidatos.

Los científicos sometieron a esta selección nacional gatuna de astronautas franceses en potencia a todo tipo de pruebas: ruidos, vibraciones, cámaras de vacío, centrífugas, etc, para valorar su predisposición al vuelo espacial. Después de innumerables análisis, los elegidos para la gloria espacial serían Félix y Félicette.

Leer más: [VIDEO] Esto es lo que debes hacer ante el ataque de un Pitbull

Antes de realizar el viaje, los científicos sometieron a los dos gatos a una operación de diez horas para implantarles los electrodos craneales en su cabeza que iban a medir sus impulsos neuronales a bordo de la nave.

Tras los experimentos, el proyecto indicaba que Félix sería el elegido para la misión, pero inexplicablemente escapó antes del vuelo, por lo que Félicette fue ascendida de ‘suplente’ a ‘tripulación principal’.

La gata despegó el 18 de octubre de 1963 a las 08:09 hora local en el cohete Véronique AGI47 desde la base espacial Colomb Bacar en Hammaguir en el desierto del Sahara argelino.

Cuando la cápsula se encontraba a 130 millas de altitud, se separó del cohete y se dispuso a regresar a tierra mediante paracaídas hasta que Félicette pudo aterrizar sana y salva. Ningún gato había llegado tan lejos.

Actualmente, el empresario Matthew Serge Guy se ha propuesto reconocer a esta gatita astronauta y ha lanzado una campaña de Crowdfunding para erigirle una estatua.

Matthew pretende reunir 40.000 libras, para construir el monumento que asegure que Félicette tenga el lugar que merece en la memoria colectiva. Su gran objetivo es que se recuerde su vida y se reconozca la importancia de la misión espacial que llevó a cabo.

Te puede interesar:

Hieren a policía que trató de frustrar asalto en restaurante de la Álvaron Obregón

‘Levantan’ a médico para que atienda a narcotraficantes heridos

Comentarios