[VIDEO] Esta Navidad no cortes un árbol, mejor réntalo

14 diciembre 2017 8:15 pm

Los pinos navideños pueden mantener su esplendor después de ser usados como adorno decembrino en lugar de terminar en la composta o en la basura.

Dos jóvenes emprendedores fundaron hace siete años la empresa “Siempre Verde”, ésta se encarga de comprar pinos navideños para rentarlos en hogares y posteriormente replantarlos en zonas como Río Frío, Puebla; y Villa del Carbón en el Estado de México.

Este modelo de rescate de árboles lo crearon los hermanos Juan carlos y Gabriel Cortina de 34 y 38 de edad respectivamente, y el cual comenzó a trascender gracias a las redes sociales.

La distribución se lleva a cabo en colonias residenciales como Lomas de Chapultepec y Polanco. Sin embargo, también llevan los árboles a otras zonas del área metropolitana.

Hasta el momento se han replantado cerca de 30 mil árboles de al menos 8 años de edad de la especie mexicana Abeto Douglas Fir, la cual se encuentra en peligro de extinción.

Leer más: Regresa Profepa más de 13 mil árboles de Navidad por presencia de plaga

Los ejemplares son trasplantados en zonas donde los dueños comparten la idea del cuidado del medio ambiente, pues hasta ahora el proyecto no ha recibido apoyo del Gobierno federal ni del capitalino.

“Es un proceso que dura prácticamente un año, para desenterrar los pinos y mantenerlos con vida tomamos cursos con especialistas de la Universidad de Chapingo, la intención es que la gente pueda gozar de un árbol navideño natural y que éste no muera, sino que se pueda reforestar con él”, explicó Gabriel.

Los hermanos obtienen los árboles a través de productores, los seleccionan biólogos e ingenieros forestales.

Después son colocados en una maceta durante cuatro meses y posteriormente los traen a la Ciudad para que la gente pueda escogerlos.

Para que el árbol pueda vivir durante los dos meses que están dentro de una casa, se diseñó un instructivo para su cuidado, además de que a los clientes se les entregan nutrientes hechos a partir de lombricomposta.

Leer más: ¿Artificial o Natural? Las ventajas de cada árbol de Navidad

Si los usuarios deciden quedarse con el pino y cuidar de él, pueden hacerlo, siempre y cuando se comprometa a darle un buen mantenimiento.

“Sabíamos que si queremos hacer un cambio nos debemos de acoplar a los usos y costumbres de la gente, con el fin de que quieran participar y se involucren.

“Supimos que esta especie de pino está en peligro de extinción y por eso queremos salvar a ésta especie”, explicó Juan Carlos.

La distribución comienza el 15 de noviembre y la recolección inicia el 7 de enero, una vez que terminaron las fiestas decembrinas; la primer semana de febrero se hace la reforestación.

“Quisimos que no se perdiera la tradición, de niños era muy común ir a La Marquesa a seleccionar nuestro árbol y cortarlo, nosotros tenemos un espacio en la tienda el Huerto Roma Verde, de la colonia Roma, donde se tienen expuestos los árboles para ser seleccionados”, señaló Juan Carlos, creador del proyecto.

Los hermanos Cortina aseguran que su proyecto difiere de las reforestaciones tradicionales, pues sus árboles tienen al menos ocho años, lo que les da una mayor posibilidad de sobrevivencia.

Este año la distribución de árboles fue menor en comparación con años anteriores, pues se buscan recursos para ampliar el proyecto en la Ciudad.

Te puede interesar:

Sectas coaching, la nueva peligrosa forma de estafar en México

Las cinco mejores alternativas para reemplazar al musgo

Perros peregrinos guadalupanos, víctimas del desamor humano

Comentarios