Urge Mario Molina a elaborar pronósticos de contaminantes

30 agosto 2016 6:00 am

El pasado 14 de marzo, el Gobierno capitalino decretó la primera contingencia ambiental, tras 14 años de no registrarse niveles superiores a 150 puntos de ozono. Esto obligó a las autoridades a reforzar del programa Hoy no Circula, pese al rechazo de los ciudadanos.

Sin embargo, el premio Nobel de Química 1995, Mario Molina, considera que la estrategia de decretar contingencias ambientales al otro día de que se registran altos niveles de contaminación no es lo más correcto, por lo que no hay certeza de la eficiencia de programas como el Hoy No Circula.

“No está muy claro que disminuya ni siquiera el congestionamiento y la contaminación, eso lo estamos estudiando, pero no está nada claro, podemos hacerlo mucho mejor”, consideró.

Para el ingeniero químico por la UNAM, este tipo de medidas funcionan momentáneamente, son reactivas a un problema, pero se requieren acciones de largo plazo, como la elaboración de pronósticos, para reducir la contaminación ambiental.

Pero ¿qué tan atinadas son estas contingencias? El reconocido ingeniero mexicano dice no estar de acuerdo en la manera en que se están enfrentando, ya que podría mejorarse porque “lo importante es proteger a la población”.

“No es lo más atinado tomar medidas al día siguiente; sin embargo, se pueden hacer pronósticos, entonces sería más sensato tratar de pronosticar y evitar que se llegue a esos niveles”, dijo antre la Comisión ejecutiva de medio ambiente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago)

Mario Molina, reconoce que sí ha mejorado mucho la calidad del aire, pero advierte que hay que preocuparse de que no empeore otra vez, porque los niveles de ozono –que es lo que dispara las contingencias–, son en realidad un llamado a la población para actuar porque si no un problema ambiental se convierte en uno de salud pública.

“Las contingencias que tenemos son por ozono, pero las partículas pequeñas y el hollín en realidad son más preocupantes desde el punto de vista de salud pública porque son las que causan muertes prematuras en gente vulnerable y claramente mejoraría la calidad de vida de toda la población si no tenemos esos niveles de contaminación”.

LEER MÁSDiesel causa cáncer y desdén

Si bien el problema de la contaminación no es exclusivo de la Ciudad de México, es importante elaborar pronósticos que permitan la toma de decisiones anticipadas, a partir de medidas a corto, mediano y largo plazo para que mejore la calidad del aire, en todo el país.

“Deberíamos mejorar la calidad de las mediciones porque hay unas deficiencias enormes y necesitamos estar bien informados para poder tomar las decisiones más atinadas para que en realidad mejore la calidad del aire”, propuso.

La medición de partículas contaminantes es uno de los problemas también en el resto del país y lo más preocupante, lamentó, es que son todavía más deficientes que las mediciones del ozono.

Por ello, insistió en que en la elaboración de los pronósticos se utilicen medidores de temperatura y perfiladores para sean más confiables, dejando de lado la cultura de preocuparnos “por lo que ya pasó ayer”.

El titular del Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente, celebró que el Gobierno capitalino ya haya tomado cartas en el asunto como la transformación del transporte público.

“En cuanto a reducción de emisiones, evidentemente lo que tenemos que hacer es mejorar el transporte público tanto la calidad como la cantidad porque es la manera de cómo podemos pedirle a la sociedad que disminuya el uso del automóvil”, aseveró.

Si bien, se puede cuestionar y debatir sobre la eficiencia de disminuir el tráfico, lo cierto es que debe haber una alternativa. Dijo que al reducir el uso del automóvil no sólo se mejora calidad de aire sino también se resuelve el problema de los congestionamientos viales.

“Sí tenemos que ponerle restricciones al uso del automóvil, pero también y en resumen: Hay que reducir emisiones, medir mejor los contaminantes y mejorar la situación con respecto a las contingencias”, concluyó.

Participa y Comenta